2. Los siete mensajeros
autor: Nellina Matuonto Banzatti
fecha: 2012-01-21
fuente: La boutique del mistero 2 - I sette messaggeri
(La boutique del misterio 2 - Los siete mensajeros)
traducción: Juan Carlos Gómez Echeverry

Abramos pues a este punto el volumen de la "boutique" y movámonos juntos a lo largo del recorrido localizado por los cuentos.

El primero texto de la colección se titula "Los siete mensajeros":

"Habiendo salido a explorar el reino de mi padre, día a día voy alejándome de la ciudad y las noticias que me llegan son cada vez más raras. (…)

El íncipit [i] del relato parece indicar también el principio de una exploración que continuará por todo el libro hasta culminar en el viaje contado en el atormentado (autobiográfico) relato final.
El hombre, por tanto, parte a la búsqueda de los confines del reino, o sea de la verdad de su vida, pero la búsqueda no tarda en revelarse vana y su verdad incognoscible:

"Pienso a veces que la brújula de mi geógrafo se ha vuelto loca y que, creyendo avanzar siempre hacia el Sur, en realidad hemos ido quizás girando sobre nosotros mismos, sin aumentar nunca la distancia que nos separa de la capital; esto podría explicar el motivo por el cual no hemos llegado a la extrema frontera.
Pero más a menudo me atormenta la duda que este confín no exista, que el reino se extienda sin límite alguno y que, no importando lo que avance, nunca podré llegar al final. (…)

El corazón del hombre no se resigna y no cesa de esperar incluso contra toda evidencia:

"Un ansia inusitada se enciende en mí por las noches desde hace algún tiempo, y no es más ya la añoranza por alegrías dejadas atrás, como ocurría en los primeros tiempos del viaje; más bien es la impaciencia por conocer las tierras ignotas a las cuales me dirijo.
Voy notando - y no lo he confiado hasta ahora a nadie - voy notando cómo de día en día, a medida que avanzo hacia la improbable meta, en el cielo irradia una luz insólita como nunca antes me ha aparecido, ni siquiera en sueños; y cómo las plantas, los montes, los ríos que atravesamos, parecen hechos de una esencia diferente de la de nuestro país y el aire lleva presagios que no sé expresar.
Una esperanza nueva me llevará mañana todavía más lejos, hacia aquellas montañas inexploradas que las sombras de la noche ahora ocultan. Una vez más yo levantaré el campamento, mientras Doménico desaparecerá en el horizonte por la parte opuesta, para entregar a la ciudad lejanísima mi inútil mensaje."

Notas del traductór
i. íncipit. (Del lat. incĭpit, 3.ª pers. de sing. del pres. de indic. de incipĕre, empezar). 1. m. En las descripciones bibliográficas, primeras palabras de un escrito o de un impreso antiguo. Fuente: Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. www.rae.es

-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License