3. Partamos de aquello que existe
autor: Bernhard Scholz
fecha: 2008-11-16
fuente: Il tuo lavoro è un'opera
Atti dell'Assemblea Generale della Cdo
previos: 1. El valor está en la conciencia de aquello que uno hace
2. Puntos sobre las causa de la actual crisis

Apuntes de las intervenciones de Bernhard Scholz Presidente de la Compañía de la Obras en la Asamblea Nacional. Milán, 16 de noviembre de 2008

Pienso que las respuestas y sobre todo la propuesta de don Julián Carrón y de Giorgio Vittadini hayan focalizado la cuestion que nos permita retomar el camino de la cual se hablaba al inicio, siempre con mayor conciencia y renovada fuerza, para vivir mejor, para trabajar mejor, para construir mejor, con mas libertad y mas gusto.

Porque de frente a las condiciones culturales y económicas que nos propongan, nosotros no somos y no seremos nunca esclavo y rebeldes, sino personas que se juntan para construir con una positividad y una creatividad que nacen del deseo de contribuir al crecimiento del yo, de una morada, de una sociedad humana más verdadera, más correspondiente al hombre.

Queremos simplemente construir obras y promover iniciativas para todos através del pedazo de realidad que se nos es dado, teniendo en cuenta los tiempos que corren, tomando las oportunidades que se nos ofrecen, dialogando con todos aquellos que encontramos, siempre listos a corregirnos donde sea necesario.

Queremos responder con nuestro trabajo a las necesidades que encontramos, con aquel criterio ideal que don Carrón nos ha testimoniado; un criterio que se abre y reconoce, que acoge y abraza, que valora y potencia todo; un criterio vivo y presente que nos educa a convertirnos en hombres libres y responsables.

Ahora quiero compartir con vosotros algunos puntos que me parecen importantes para nuestro próximo camino futuro, así lleno de incertezas entonces solo afrontables con una grande certeza.

PARTAMOS DE AQEULLO QUE EXISTE, NO DE AQUELKLO QUE FALTA.

No existe una economia neutra, como nos ha demostrado Giorgio Vittadini. Los sistemas económicos son siempre la expresión sistemática de una concepción del hombre.

Necesitamos ahora abrir nuevos caminos para el hombre real, el hombre viviente con los deseos y las necesidades que le nacen, con los talentos y la habilidades que logra, con las relaciones que establece, con su capacidad de dar y recibir confianza. El hombre verdadero que se pone los pobjetivos, pero permanece siempre junto al Destino que lo cumple.

Cada una de nuestras acciones hace evidente quienes somos, personalmente y como sujeto social. Cada gesto revela el ideal por el cual vivimos. Primero en la pequeñez de nuestras familias y nuestras obras y después alargándose siempre más al publico. La Compañía de la Obras es entonces un testimonio cultural y económico del criterio y de la experiencia que la origina. Si vivimos el trabajo con don Carrón nos lo ha repropuesto, si nos presentamos como sujetos nuevos y nuestras obras documentan una humanidad distinta, al menos en nuestra tensión ideal.

Nuestra misma compañía es entonces el testimonio que es posible vivir el trabajo con un significado que nos llena de satisfacción, también en los momentos difíciles, tambien en los momentos donde la palabra suceso desaparece detrás de los miles de problemas que acumulan.

Es que es posible, ya que hoy retomamos consciencia de este significado, nos re afeccionamos a este significado, reconocemos las razones de este significado.

El error más grande que podremos hacer en este momento será tener condicionamientos, vivir las circunstancias con reactividad, sin partir de nuestra experiencia. No podemos no mencionar los riegos que un momento como este comporta: el riesgo de cerrarse, de convertirse cínicos, de convertirse al mismo tiempo en frustrados y pretenciosos.

Nuestra amistad operativa, en vez, se debe convertir siempre más en un ligar de apertura y de convivencia, de confrontación y de juicio realísticos y prudente, de sostén reciproco caracterizado por una ultima gratuidad y la ausencia de cualquier pretensión.

Una cosa es sufrir una situación dejándose determinar por ella, otra cosa es afrontarla con la fuerza, el coraje y la inteligencia de algo que esta antes de nuestra misma capacidad.

Nosotros no partimos de aquello que falta, sino de lo que existe.

Partimos de una amistad que quizás no podrá resolver todos nuestros problemas, pero podrá siempre despertar la verdad que vive en el corazón de cada uno de nosotros, que nos hace libres de las condiciones, cómodas o dramáticas en la que estamos, y permite afrontarlas una indomable esperanza.

NOS INTERESA EL PROTAGONISMO DE CADA UNO.

Por todas las razones que hemos escuchado, la Compañía de las Obras no será nunca una asociación que se define a partir de una gran proyecto social a aplicar o de un modelo económico universal a implementar. El objetivo de la CDO es el protagonismo de cada uno. Los principios que nos guían son el de la libertad, la caridad y la subsidiariedad que, más que principios teóricos, son para nosotros una experiencia en acto.

Por esta razón cada uno es importante, cada uno contribuye a la vida de nuestra compañía y através de ella al bien común.

Las teorias y las practicas enconomicas muchas veces han reducido al hombre a un actor intercambiable, donde la individualidad unica e irrepetible cuenta poco o nada.

La realidad dice, en vez, que es decisiva la persona en su individualidad, tambien para la economia, y nosotros hemos seguido siempre la realidad que, nos ha dico de paso, viene ahora redescubrida por los ecomistas con el termino “dimension subjetiva” del trabajo, a diferencia de la dimension objetiva que pensaba comprender con los varios modelos que después fueron relevados por la abtraccion libre de cualquier realidad.

Cada uno es importante en su singularidad, cada uno da un contributo que niigun otro puede dar así con el lo da. Par la misma razon cada trabajo tiene su dignidad. El desprecio por el trabajo manual es un grave signo de la crisis de la civilización que estamos atravesando. El hombre no es y no sera nunca definido por lo que hace, pero lo que hace será siempre expresión de aquello que es. Podemos encontrar personas en la cadena de montage que son más edificantes (en el sentido literal del termino) que otras que tienen funciones mas dirigenciales.

COMPARTAMOS AQUELLO QUE HEMOS RECIBIDO.

Por la apertura y la sinceridad que nos dadas, la CDO ha sostenido que la ganancia y la finanzas son instrumento importantes e indispensables pero no son objetivos en cuanto tales. La riqueza nace del trabajo y es el trabajo que nos permite descubrirnos útiles, capaces de dar una contribución, dotados de talentos, de poder vivir en relación con los otros, tener vínculos preciosos, de construir juntos, y nos conciente afirmar que cad trabajo es una obra: porque cada trabajo construye un pedazo de humanidad nueva.

Es también este el motivo por el cual entre las obras profit y non profit no existe una diferencia sustancial: la instrumentación es distinta, pero la ruta es la misma, através de una servicio a la creación de una humanidad más verdadera.

Esta experiencia de trabajo no puede puede no hacerse participe del drama de quien no tien trabajo. Tenemos tantas iniciativas que se empeñan en sostener a quien busca trabajo: algunos lo hacen profesionalmente atraves de instrumentos que les damos tambien como CDO, otros en vez la hacen gratuitamente, después el trabajo a la noche o el fin de semana, sobretodo acompañnado a las personas que hacen verdaderamente fatiga en encontrar un puesto de trabajo.

Los bancos de solidaridad, red de manager, los centros de solidaridad, los centros de desarrollo y ocupación y tantas otras realidades sin nombre, son testimonios de una preocupación que sentimos todos y que no podemos delegar. La CDO es de hecho una red donde todos los esfuerzos para ayudar a quien busca trabajo pueden colaborar todavía con mayor eficacia: profesionales, empresarios, voluntarios, obras de caridad, colaboradores de las sedes de la CDO, cada uno haciendo hasta el fondo lo posible, consciente que entre nosotros hay personas que hacen lo imposible, para que ninguno que busca trabajo se sienta abandonado.

No será de menos nuestro empeño por una reforma del mercado del trabajo, por la formación de profesionales, no será de menos nuestro empeño por la introducción de los jóvenes desfavorecidos en las empresas, para aligerar la vida de la empresa de una presión fiscal muy alta y de una burocracia muy pesada, no será de menos nuestro empeño por todo aquello que sirve para testimoniar el gran valor del trabajo para la persona.

Pedimos al gobierno nacional y a los gobiernos regionales de mantener en el centro de sus acciones la prioridad por el trabajo y la ocupación, sin invocar la vía estatalista.

Pedimos también sostener a las familias, sobre todo las familias que deben vivir con ingresos bajos.

A los bancos pedimos sostener a las empresas que lo ameritan, centrándose en quienes tienen buenos proyectos empresariales. Intensificaremos el dialogo con el sistema bancarios y en particular con la importante realidad de los bancos locales, a fin que se renueve el vínculo de confianza entre empresarios y el instituto de crédito, apoyado sobre la colaboración y la disponibilidad en asumir riesgos comunes.

A nosotros mismo esta situación nos pide de encontrar nuevas soluciones a las nuevas o viejas necesidades que se presentan nuevas formas.

Estoy convencido nuestra red con las familias serán todavía más importantes y estoy convencido que las obres existentes encontraran nuevas formas de ayuda y que las persona que ahora no lo han pensado se podrán convertir en protagonistas de nuevas obras y nuevas iniciativas.

Aquello que hemos recibido revela su grandeza y belleza cuando lo compartimos. Nuestra historia lo demuestra con una sobre abundancia que sorprende siempre de nuevo y estoy cierto que lo demostrará también mañana si permanecemos fieles a nuestro origen.

LA EDUCACION ES MAS QUE NUNCA UNA PRIORIDAD.

Si es verdad que cada persona singular tiene un valor infinito, si es verdad que no existen sistemas económicos que pueden sustituir la libertad de la persona, entonces es evidente la importancia, la prioridad absoluta de la educación, de una educación a la libertad.

Cuando nosotros hablamos de emergencia educativa no hablamos de un tema entre temas que se trata por un poco de tiempo y después se olvida. La emergencia educativa es una realidad actual: es la realidad de los ojos perdidos de tantos muchachos que buscan tibia o insistentemente una respuesta a sus preguntas, pero no encuentran respuestas que puedan satisfacer la grandeza de su corazón.

Muy seguido se contentan con sustitutos emotivos y ideológicos, como hemos visto en los dos últimos meses en una manera desconcertante. Su grito, consciente o inconsciente que sea, es una búsqueda de un sentido de felicidad que al menos en nosotros puede encontrar un acogimiento y respuesta. Si el problema de la crisis cultural y económica es un problema antropológico, también la respuesta debe ser antropológica y entonces educativa. El futuro depende de la educación de hoy. Por esta simple razón cada inversión de inteligencia, energía y dinero en educación, es una inversión a futuro, y quien lo considera un “costo” o un peaje inevitable, no ha entendido de que estamos hablando.

Nuestros profesores de DIESE, CDO Obras Educativas, Riesgo Educativo y DISAL se han puesto, a la par con los estudiantes del CLU, con coraje y inteligencia contra la huelga de las escuelas proponiendo un construcción real del tejido escolástico y universitario de nuestro país. Con su capacidad de dialogo se han convertido en interlocutores interesantes también através de la agenda política inmediata.

La educación es un valor muy importante para ser reducido a polémicas y debates de breve respiro. Estamos contribuyendo a la construcción de un sistema escolar realmente al servicio de los jóvenes y de las familias. Se trata de un trabajo empeñoso a medio – largo plazo que debe tener como uno de sus capítulos la autonomía escolar y un real reconocimiento de las escuelas paritarias como condición fundamental para un reprender educativo digno de este nombre.

Nosotros defenderemos siempre de todos modos la pluralidad como condición de libertas también donde esta pluralidad es promovida en nombre de presuntos pluralismos o de una cosa llamada “imparcialidad”. Por este propósito agradezco a todos aquellos que trabajan por una subsidiariedad que garantice esta pluralidad del sujeto social, en primer lugar a la Región de Lombardía que continua siendo verdaderamente innovativa en este sentido.

LOS LUGARES DE TRABAJO SON LUGARES EDUCATIVOS.

Pero la educación de cual hemos escuchado hablar no se limita solo a la escuela, se ocupa de toda la vida y entonces de modo particular el trabajo. Trabajar quiere decir aprender siempre, quiere decir educarse y educar.

Nuestros lugares de trabajo son siempre lugares educativos porque comunican a las personas que trabajan aquello en que creemos. Nuestra preocupación por la introducción de los jóvenes en el mundo del trabajo no debe generar actividades particulares sino generar una atención particular en todas las actividades.

Pero nuestro empeño educativo y también formativo se pierde en discursos mas o menos inútiles si no somos nosotros los primeros en dejarnos educar por el trabajo. Deseo para este propósito volver a un testimonio de Francois Michelin, hoy presidente honorario del grupo Michelin: “He trabajado en la la fabrica por cincuenta años y estoy muy contento de haberlo hecho, porque la dificultad que todos encontramos son el medio más grande que tenemos para ser educados. A menudo se puede obtener mas ganancias de un error que de un acierto, porque cuando se obtienen los resultados positivos se arriesga “espejarse” sin analizar nada, mientras que delante de un “jaque mate” estamos obligados a estar atentos a la realidad y aprender de ella”. Y agrega, sobretodo respecto al trabajo respectivo: “Si olvidáis la finalidad de aquello que estáis haciendo, vuestra actividad será siempre desagradable”. (Atlantide n° 13 – I/2008).

Me permito de agregar una consideración: a esta actitud no se llega con un sentido del deber o una impostación ética, sino con la simplicidad y la sinceridad con la uno se pone de frente a si mismo y la realidad que encuentra. Así como las crisis personales, también las crisis sociales hacen hablar la realidad con mayor claridad y cortan las excusas, prejuicios e ideologías; se hacen más verdaderas.

La educación al trabajo sobre todo la educación através del trabajo, es siempre una educación a la vida misma. Nosotros insistimos sobre el trabajo por amor a la vida, a nuestra vida y a la vida de cada uno. Es la verdad, el cumplimiento, el sentido de la vida lo que nos interesa. Y si hay jueces que permiten morir de hambre y sed a una persona, no podemos no ver esto con el culmen trágico de una profunda crisis cultural que el el fondo tiene la misma raíz de la crisis económica: la vida es considerada como un sucederse de agradable emociones que se convierten siempre más en el objetivo de todo, dejando la vida misma privada de una significado que pueda dar un sentido a las relaciones, al trabajo y también a la enfermedad.

Serán ahora mas decisivas los testimonios y entonces la educación que nacen de nuestras obras de caridad, el testimonio de nuestros amigos empeñados al cuidado de los enfermos y que distintos a las excusas, porque reconocen en los ojos de los que sufren un luz que viene de lejos y que no se apagará nunca, aquella luz tierna y potente que ilumina también en los m omentos mas oscuros de nuestras existencias.

SOMOS UNA RED QUE GENERA CONFIANZA, EL MATCHING ES UN EJEMPLO.

Concebir el trabajo como una obra, como un servicio uno mismo, como servicio a quien vive y trabaja con nosotros, al servicio del bien común y profundamente razonable porque corresponde a nuestro deseo de felicidad verdadero, tomando todo los factores de la realidad, también de la realidad económica.

La CDO no quiere dar consejos, sino comunicar através de los hechos. El Matching es un hecho, un hecho que busca crear en medio de la incerteza de la crisis financiaría una red de confianza que pone en el centro el bien de la persona, sus talentos y su capacidad, su creatividad y su tenacea y no mas una ganancia a corto plazo, desvinculada de la real base del trabajo. ¡Como en ya otros casos también con el Matching andamos contra la tendencia!

Con este ejemplo particular al cual participaran casi dos mil empresas italianas y extranjeras, la CDO pone sobre los reflectores la economía real, donde los productos y servicios vienen considerados por el valor que tienen, donde la confianza re emerge como un factor fundamental de la economía misma. Para los dos mil empresarios italianos y extranjeros será una oportunidad de establecer relaciones, de cambiarse informaciones y experiencias creando de este modo una red entretejida por el protagonismo responsable de cada uno. En medio de las incertezas surgidas por la crisis financiera, el Matching es un signo fuerte de que hay personas que no se dejaran intimidar y que intentan de llevar adelante sus empresas con vigor y creatividad.

Aquello que dicho del Matching vale también para nuestro trabajo cotidiano que desarrolla en las exigencias de nuestros asociados, sobre todo en este periodo, para meter en el campo con creatividad todo aquello tenemos, para individualizar juntos servicios nuevos que puedan demostrarse concretamente útiles de frente al sostén del crédito, de la cooperación entre las empresas, de la innovación en los productos y los procesos, en la individualización de nuevos mercados en Italia y en el extranjero.

UN DESEO

Les deseo que esta asamblea se convierta para cada de nosotros una invitación a empeñarse con el fondo de su animo. El carisma de don Giussani, que don Carrón nos propone con toda su autenticidad y en toda su potencia, nos permita vivir el trabajo con una positividad inaudita, con una contructividad inimaginable, con una afectividad alentadora y una inteligencia prudente y audaz.

No sabemos que nos espera, pero sabemos cual es la meta, no sabemos que se nos pedirá, pero sabemos que todo nos es dado.

Quiero cerrar esta asamblea con una cita de John Henry Newman que tantos de vosotros conocen ya, pero expresa bien una analogía histórica de la situación de hoy:

“San Benito encontró el mundo social y material arruinado, su misión fue ponerlo de vuelta en su lugar, no con los medios científicos, sino con los medios naturales, no con la pretensión de hacerlo en un tiempo determinado o utilizando un remedio extraordinario o por medio de grandes gestas: sino en un modo calmo, paciente, gradual que muy a menudo se ignoro a este trabajo hasta que estuvo terminado. Se trato de una restauración más que de una obra caritativa, de una corrección o de una conversión.

El nuevo edificio, que es lo que ayudo a nacer, fue más un crecimiento que una construcción. Hombres silenciosos se veían en la campaña o en la floresta, excavando, desenterrando y construyendo, y otros hombre silenciosos, que no se veían, estaban sentados en el frío del claustro, cansando sus ojos y concentrando sus mentes para copiar y re copiar penosamente los manuscritos que se habían salvados. Ninguno de ellos protestaba sobre acerca de lo que hacia, pero poco a poco los bosques pantanosos se convirtieron en ermitas, casa religiosa, granjas, abadías, pueblo, seminario, escuela y por ultimo en ciudad” (John Henry Newman)

Las condiciones son diversas, pero la dinámica es exactamente la misma.

Les agradezco por vuestra participación y vuestro testimonio. ¡Buen trabajo!

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License