Aldo Trento. La ciudadela de la resurrección
autor: Roberto Fontolan
fecha: 2009-09-01
fuente: La cittadella della resurrezione

La amistad con don Giussani le ha salvado la vida. Desde entonces cuida a los incurables de Paraguay. El silencio al alba, la casita de los huérfanos, la gratitud de los políticos. Y la pizzería. Además, la vida en la clínica, junto a los que tienen los días contados. Hemos seguido al “sacerdote de los guaraníes” hasta el corazón de su obra. En donde «vuelve a suceder el misterio que permite al mundo seguir adelante»

enlace: Huellas, Septiembre 2009
La ciudadela de la resurrección
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License