Caterina y la amistad cívica
autor: Angelo Scola
Cardenal, Arzobispo de Milán
fecha: 2014-01-25
fuente: Caterina e l’amicizia civica
traducción: María Eugenia Flores Luna

¿Cuáles son las preguntas abiertas y las impostergables urgencias señaladas por el “caso Caterina”, la chica de 25 años, estudiante de veterinaria en Bolonia, vegetariana y animalista convencida, golpeada por una serie de enfermedades genéticas raras y viva sólo gracias al trabajo de los médicos y a los progresos de la investigación científica? El haber puesto en red la propia dolorosa experiencia y el apasionado sostén a la experimentación, también animal, que hasta ahora le ha salvado la vida, ha bastado para desencadenar en la web un debate encendido, de tonos ásperos y violentos, hasta los insultos más pesados: «Me dicen: “¿Mejor diez ratones vivos que tú viva”; pero yo espero haberles hecho entender cuánto me importa vivir» (Caterina Simonsen). […] Expresa la urgencia que se convierta en costumbre una virtud ya recomendada por Aristóteles: la amistad cívica. ¿En qué consiste? En escuchar la experiencia del otro, a través de una continua y apasionada comunicación recíproca. […] Y Papa Francisco no pierde ocasión para reclamar la necesidad de una cultura del encuentro, en vez del choque o del descarte. […] ¿Quién quiere ser el hombre de hoy, al inicio del tercer milenio? ¿Un yo-en-relación, que reconoce y cultiva hasta el final las propias relaciones constitutivas (con Dios, con el prójimo y consigo mismo) o un individuo autónomo y autorreferencial hasta el narcisismo, mero producto del propio experimento?

enlace: AngeloScola.it
Caterina y la amistad cívica
(enlace provisional en espera de ser publicado en la web uficial)
-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License