El bosón de Higgs. Se presenta e inmediatamente nos provoca
autor: Mario Gargantini
fecha: 2012-07-04
fuente: CERN/ Il bosone di Higgs si presenta, e subito ci interroga
traducción: Maria Laura Lucci

El CERN anuncia el descubrimento del boson de Higgs
La nueva partícula ya está, la fiabilidad es grande: todavía hay que descubrir lo que sea verdaderamente. Este es el primer balance de este día histórico para la física y para toda la ciencia. Un día que vio la comunidad científica pegada al webcast para escuchar desde el CERN de Ginebra el seminario del estadounidense Joe Incandela y de la italiana Fabiola Gianotti, responsables de los experimentos CMS y ATLAS, dos de los varios experimentos del grande acelerador LHC.
Los ingredientes para un gran cuento científico están todos en este hecho que podría pasar a la historia como el descubrimiento del bosón de Higgs. Empezando por su nombre, que junta una palabra no muy familiar con un típico apellido británico. BOSÓN indica un tipo de partícula diferente de las más conocidas como electrones y protones, y que son responsables de cómo la materia interactúa o, como en el caso del bosón de Higgs, de la existencia misma de la masa es decir de todo lo que existe en el Universo.
El apellido es del científico escocés Peter Higgs, de 83 años, que hace casi medio siglo primero hipotizó la existencia de esta partícula y que hoy llegó a Ginebra, donde recogió dos cálidos aplausos, ingresando en la sala y al finalizar la conferencia; pero esto ha sido un viaje preliminar, con en el sueño de uno aún más emocionante, que podría hacer el próximo diciembre a la entrega del Premio más famoso para los físicos.
Si llegará en la capital sueca a retirar el Premio Nobel, no será solo gracias a su intuición y a su capacidad de teorizar. Aquí está el segundo punto de la historia. La larga búsqueda de la partícula, infelizmente bautizada “partícula de Dios” representa una gran acción colectiva, que ha sido posible gracias a esa grandiosa institución que es el CERN y gracias al trabajo de miles de investigadores de todo el mundo.
De hecho no se puede definir el CERN un laboratorio: es un conjunto de grupos, que se llaman colaboraciones, y que a Ginebra y también en muchas universidades y centros de investigación de todo el mundo, juntan sus genialidades experimentales y la pasión por el conocimiento para intentar obtener una visión siempre más clara de la naturaleza que nos rodea, a nivel microscópico y macroscópico.
Además los resultados anunciados hoy han sido posibles gracias a las extraordinarias características de LHC, que funcionó muy bien y produjo en los últimos dos años desempeños estelares, como dijo Incandela, obteniendo colisiones con una gran luminosidad, como dijo Gianotti.
Otro elemento de la historia es la competencia. Al otro lado del Océano, al Fermilab de Chicago, los físicos que trabajan con el Tevatron, se habían apresurados a comunicar de haber observado primeros el bosón de Higgs. Fue pero una observación demasiado rápida, y demasiado débil para hablar de descubrimiento. Además el Tevatron puede lograr la energía máxima de 1 TeV; con el LHC se ha llegado a 4 TeV por cada haz de partículas que se vuelven 8 cuando dos haces se encuentran en los puntos donde están los aparatos de medida.
Pero la potencialidad de LHC es aún mayor y puede llegar a 14TeV; a estas medidas de energía no estamos acostumbrados pero para evaluarlos es suficiente pensar que estos valores equivalen a 100 millones de millones la temperatura de una normal habitación.
No ha faltado tampoco el inevitable escape de noticias, cuando en la página web del CERN por error apareció un video en el cual Incandela anunciaba los resultados de los experimentos con dos horas de anticipación; el video ha estado borrado inmediatamente de la red.
Así llegamos al momento esperado, cuando todo se condensó en dos horas de seminario: un anuncio sobrio, en perfecto estilo de físicos, con los coordenadores qua han mostrado más de 100 diapositivas, llenas de datos, gráficos y imágenes, interrumpidos sólo al final con un gran aplauso. Los dos hablaron de la actividad desarrollada en el último año, hecha de medidas excitantes, de controles, de elaboraciones estadísticas, buscando encontrar y aislar las fuentes de errores.
Y ahora la respuesta. Ambos experimentos han observado, independientemente, una nueva partícula con masa entre los 125 y 126 GeV con un nivel de incertidumbre de 5 sigma: éste es el nivel que la física considera para evaluar que una partícula ha sido encontrada experimentalmente.
La partícula tiene todas las características para ser un bosón, el más pesado encontrado hasta ahora, compatible con el hipotizado por Higgs y que va a completar el Modelo Estándar que describe la constitución elemental de la materia.
“Es una etapa excitante pero necesitamos todavía un poco de tiempo para preparar los resultados para una publicación que pensamos acabar en julio”.
Esta afirmación de Gianotti no es expresión de una modestia para bajar el entusiasmo. Es que hay que entender lo que significa “descubrimiento” para los físicos de partículas. No es la visión repentina de un objeto previsto del cual se puede tomar una foto. Más bien es la recolección de medidas precisas, su análisis estadístico, su comparación con el modelo teórico.
En este caso, por ejemplo, hay razones para pensar que se ha encontrado verdaderamente una nueva partícula; el problema es entender su naturaleza. Unos elementos que se observan, como el hecho que hay más datos de lo que se previó – hacen reflexionar y dejan preguntas interesantes. ¿Es exactamente el elemento que faltaba en el Modelo Estándar o es algo más?
Algo que podría dar un inicio de explicación a nuestra visión general de la materia que constituye el Universo, de la cual conocemos solo el 4%; lo que queda todavía se debe descubrir.
Se entienden en este sentido las palabras con las cuales el Director General del CERN Rolf-Dieter Heuer concluyo el evento: “ésta es una piedra miliar pero no es que el inicio de la aventura”. Los científicos tienen una manera de exultar un poco especial: no faltan el entusiasmo y la champaña pero se mezclan a la curiosidad insaciable, a la paciencia del análisis y a muchas preguntas.

-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License