Es un cambio de paradigma inquietante
autor: Roberto Colombo
Docente de Neurobiología y Genética en la Universidad Católica y miembro del Comité Nacional para la Bioética
Enrico Negrotti (entrevista)
fecha: 2010-05-22
fuente: È un cambio di paradigma inquietante

«No más conocer y explotar la naturaleza sino la tentativa de construirla. Aún desconocidas las aplicaciones y los posibles problemas de bioseguridad»

Estamos frente a un nuevo paradigma de la biología, que no se limita a conocer o a explotar la naturaleza, sino que pasa a la lógica de la manipulación total para ser patrona de una vida construida por el hombre de modo artificial».
El Padre Roberto Colombo, docente de Neurobiología y Genética en la Universidad Católica y miembro del Comité Nacional para la Bioética, no fatiga para reconocer la singularidad del experimento realizado por el equipo de Craig Venter, sino pone algunas interrogantes sobre los posibles desarrollos de esta tecnología: «Por un lado va recordado que todavía es larga la vía para producir células más complejas que aquellas de las bacterias, por el otro que las posibles utilizaciones de estos nuevos organismos ponen nuevos problemas de bioseguridad».

¿En que medida el descubrimiento de Venter es "vida artificial"?
Las bacterias son organismos unicelulares que se forman por división de una célula preexistente: se generan como clones, no mediante la reproducción sexuada propia de los organismos más complejos, que poseen una mayor variedad para las combinaciones de los genes de los padres.
El grupo de Venter ha sustituido el genoma original de una célula bactérica con uno sintético, construido ensamblando secuencias de cromosomas diversos. Y la nueva «máquina» parece funcionar, en el sentido que se ha mostrado capaz de dividirse y por lo tanto de reproducirse. La «caja» es la membrana del Mycoplasma (bacteria parásito de mínimas dimensiones), en la cual ha sido sustituido completamente el "motor" molecular.

¿Los objetivos de esta actividad conciernen a la búsqueda de base o las aplicaciones prácticas? ¿Y cuáles?
Desde un punto de vista teórico puede ser interesante crear modelos celulares simples para localizar las condiciones mínimas, indispensables para la subsistencia de la vida. Desde el punto de vista aplicativo, se habla de crear «máquinas biológicas« que puedan hacer tareas particulares: por ejemplo, «células limpiadoras» capaces de transformar agentes contaminantes en materiales biodegradables. O bien producir materiales biológicos con características diferentes de aquellas naturales.
Mientras la ingeniería genética hace sólo producir proteínas compuestas por los veinte aminoácidos conocidos, ahora se puede imaginar dar forma a proteínas con propiedades diversas y predispuestas a funciones particulares.

¿Con las células limpiadoras, por ejemplo, podrían surgir problemas de bioseguridad análogos a aquellas que alguien teme por los Ogm?
Ésta queda como una interrogante abierta.
No se trata en efecto de organismos sólo modificados en una propiedad como los Ogm, sino completamente nuevos. No se puede prever como se comportarían en el ambiente, ni si, fundiéndose con bacterias naturales, podrían causar daños ecológicos y peligros para la salud del hombre.

Ya han sido hipotizados desarrollos más ambiciosos, sobre células de organismos superiores. ¿Está cerca esta meta?
Diría que no. Con la biología sintética se apunta a la proyección de «procesos biosintéticos» nuevos para una célula para hacerle producir lo que se quiere. Pero la vía todavía es larga. Y con mayor razón está lejos el pensar actuar sobre una célula eucariota (como aquella del hombre, de los animales o de los vegetales), mucho más compleja que aquel de una bacteria (célula procariota).

¿Se ha hablado a menudo en estos años de «"jugar" a ser Dios». Este descubrimiento es un paso en esta dirección?
Seguramente asistimos a un tipo de deslizamiento en la concepción de la biología.
El paradigma cultural que ha ya pasado por el conocimiento de los fenómenos de la naturaleza al de la explotación de la naturaleza a través de las biotecnologías que trabajan sobre las propiedades de los organismos existentes, se orienta ahora hacia una manipulación total, objetivo de la biología sintética. Se producen organismos vivientes inéditos, utilizando patrimonios informativos construidos en el ordenador, dando el inicio a formas de vida que antes no existían. Es un paradigma nuevo, un poco inquietante.
En cuanto al significado que todo esto tiene para la comprensión del «fenómeno vida», ya es conocido desde hace tiempo que los procesos biológicos son regulados por el Dna. Afirmar en cambio que no existe nada más allá de la química y la biología, me parece una afirmación presuntuosa y no científica.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License