Estudiantes y tecnología digital
autor: Redacción Emmeciquadro
fecha: 2015-12-30
fuente: SCIENZ@SCUOLA/ "Students, Computers and Learning". Il rapporto dell’Organizzazione per la Cooperazione e lo Sviluppo Economico (OCSE)
(CIENCI@ESCUELA/ "Students, Computers and Learning". Informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCSE))
traducción: María Eugenia Flores Luna

El informe de la OCSE sobre el uso de la tecnología digital en el colegio y de las consecuencias acerca del aprendizaje en todos los países participantes que pone en duda la eficacia didáctica de las TIC.

A continuación es reportada la traducción del foreword y abstract de capítulos del informe Students, computers and learning. Making the connection, por la Organisation for Economic Cooperation and Development (OECD).

Como declarado: «Este informe tiene el objetivo de documentar los cambios que se verifican - y que no se verifican – en el proceso educativo en la vida de los jóvenes después del advenimiento de la tecnología digital, usando los datos extraídos del Programa para la evaluación internacional de los estudiantes (PISA) por la OECD». El texto está disponible en el link: http://doi.org/10.1787/9789264239555-en 12830B

La tecnología de información y comunicación (TIC o ITC) ha de hecho revolucionado todo aspecto de nuestra vida y nuestro trabajo. Estudiantes incapaces de navegar a través de un complejo panorama digital ya no podrán participar plenamente en la vida económica, cultural y social que se desarrolla en torno a ellos.

Aquellos que son responsables de educar a los actuales alumnos «conectados» se tienen que confrontar con complicados problemas, desde el exceso de información hasta formas de plagio, desde el proteger a los chicos de los riesgos online, del fraude, de la violación de la privacy o del acoso online, hasta el predisponer una adecuada y apropiada «dieta» del uso de los medios de comunicación.

Se espera que las escuelas eduquen a nuestros chicos a convertirse en consumidores críticos de los servicios de internet y de los medios electrónicos, ayudándolos a tomar decisiones prudentes y evitar comportamientos dañosos. Y se espera que los colegios aumenten la consciencia de los riesgos que los chicos encuentran online y sobre cómo evitarlos.

Este informe provee un análisis comparativo, el primero de este tipo, a nivel internacional de las competencias digitales que los estudiantes han adquirido, y de los ámbitos de aprendizaje proyectados para desarrollar estas competencias. Este análisis muestra que la realidad de nuestros colegios queda considerablemente atrás, respecto a las promesas de la tecnología.

En 2012, resulta que el 96% de los estudiantes quinceañeros en los países pertenecientes al OECD (Organisation for Economic Cooperation and Development, en italiano OCSE, Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico) tenían una computadora en casa, pero que sólo el 72% usaban el desktop, una laptop o una tableta en el colegio y en algunos países lo hacían menos de uno cada dos estudiantes. E incluso cuando las computadoras vienen usadas en el aula escolar, su impacto en el rendimiento de los estudiantes no es siempre el mejor.

Los estudiantes que tienen en el colegio un uso moderado de la computadora tienden a tener resultados de aprendizaje mucho mejores respecto a los estudiantes que la usan raramente. Pero los estudiantes que usan en el colegio la computadora muy frecuentemente tienen un nivel peor en la mayor parte de los resultados escolares, aun teniendo en cuenta la condición social y la situación demográfica de los estudiantes.

Los resultados de la investigación no muestran alguna mejoría apreciable de las capacidades en lectura, en matemática o en ciencias en los países que han efectuado consistentes inversiones en TIC para la didáctica. Y quizá el descubrimiento más decepcionante del informe es que la tecnología es de escasa ayuda para colmar la diferencia entre las habilidades que dividen a los estudiantes aventajados de aquellos con desventajas.

Para resumir, garantizar que cada alumno logre un nivel básico de provecho en lectura y en matemática parece más eficaz para crear iguales oportunidades en un mundo digital, respecto a aquel que puede ser obtenido expandiendo o favoreciendo el acceso a los instrumentos y a los servicios de alta tecnología.

Por último, pero no menos importante, la mayor parte de los padres y profesores no será sorprendido por el descubrimiento de que estudiantes que están más de seis horas online en los días feriados fuera del colegio corren en modo particular el riesgo que el resultado de eso sea que se sientan solos en el colegio, que lleguen tarde a la lección y que falten algunos días las dos semanas antes del test PISA.

Una interpretación de todo eso es que construir una comprensión profunda y conceptual y una profunda capacidad de pensar requiere intensas interacciones profesor-estudiante, y que la tecnología tal vez distrae de esta preciosa implicación humana.

Otra interpretación es que aún no hemos llegado a buen punto en las pedagogías que tratan la mayor parte de las tecnologías; que agregar las tecnologías del siglo XXI a las prácticas didácticas del siglo XX disminuye drásticamente la eficacia de la enseñanza.

Si los estudiantes usan los smartphone para hacer «copia y pega» de respuestas prefabricadas a las preguntas, es difícil que eso los ayude a volverse más inteligentes. Si queremos estudiantes que sean más inteligentes que un smartphone, tenemos que reflexionar más profundamente sobre las pedagogías que estamos usando para enseñarles. La tecnología puede amplificar una buena enseñanza, pero una buena tecnología no puede sustituir una escasa enseñanza.

El informe deja muchas cuestiones sin respuesta. El impacto de la tecnología sobre la oferta didáctica no es óptima, porque es posible que sobrevaloremos las competencias digitales sea de los profesores sea de los estudiantes, a causa de una proyección y estrategias de implementación de bajo nivel, a causa de una escasa comprensión de la pedagogía, o a causa de una baja calidad del software y de cursos digitales dedicados al ambiente educativo. En efecto, ¿cuántos chicos elegirían usar un juego en la computadora de la misma calidad del software que se encuentra en muchas clases de cada país?

Los resultados del informe sugieren que las conexiones entre estudiantes, computadora y aprendizaje no son ni simples ni delineadas claramente; y que la contribución real que las TIC pueden dar a la enseñanza y al aprendizaje no ha sido aún completamente comprendida y utilizada.

Sin embargo, estos resultados no nos deben hacer desesperar. Tenemos que afanarnos para proveer a los profesores ámbitos de aprendizaje que apoyen las pedagogías del siglo XXI y de proveer a los alumnos las competencias del siglo XXI de las cuales tienen necesidad para tener suceso en el mundo futuro.

La tecnología es el único camino para expandir grandemente el acceso al conocimiento. ¿Por qué los estudiantes tendrían que limitarse a un libro de texto que ha sido impreso dos años antes, y quizá proyectado diez años antes, cuando podrían tener acceso al mejor y más actualizado texto del mundo?

Igualmente importante, la tecnología permite a profesores y estudiantes acceder a argumentos especializados mucho más allá de los contenidos de los libros de texto, en múltiples formatos, con pocas limitaciones de tiempo y de espacio. La tecnología provee una gran plataforma para la colaboración en la construcción del conocimiento, donde los profesores pueden enriquecer y poner en común los materiales didácticos.

Algo quizá más importante, la tecnología puede apoyar nuevas pedagogías centradas en los alumnos como participantes activos, con instrumentos para pedagogías basadas en la búsqueda de información y espacios de trabajo de colaboración. Por ejemplo, la tecnología puede incrementar experiencias de aprendizaje, favorecer pedagogías basadas en proyectos y búsqueda de información, facilitar actividades manuales y permitir una evaluación formativa en tiempo real y apoyar comunidades de enseñanza y aprendizaje, con nuevos medios, como laboratorios a distancia y virtuales, cursos online altamente interactivos basados en proyectos didácticos relativos al «estado del arte», software sofisticados para experimentos y simulaciones, mass-media y juegos inteligentes.

Para llevar a cabo las promesas que la tecnología de todos modos mantiene, los países tienen necesidad de una convincente estrategia para construir las capacidades de los profesores. Y los políticos tienen que ser mejores para construir un apoyo para este programa. Dadas las incertezas que acompañan cada cambio, los profesores optarán siempre por mantener el status quo.

Si queremos poner en marcha un apoyo para colegios más ricos en tecnología, tenemos que mejorar la comunicación de la necesidad del cambio y la construcción de su soporte. Tenemos necesidad de invertir en el desarrollo de capacidades y habilidades de gestión del cambio, desarrollar pruebas válidas y revertir estas pruebas en las instituciones y sostener todo eso con un considerable financiamiento.

Por último, pero no menos importante, es de vital importancia que los profesores se conviertan en agentes activos del cambio, no sólo al usar las innovaciones tecnológicas, sino también al proyectarlas.

Los abstract de los Capítulo del Informe OCSE

Capítulo 1 - Cómo en los últimos años se ha desarrollado el uso de las computadoras de parte de los estudiantes.
Los chicos tienen acceso a la tecnología de la información y de la comunicación y la usan mucho más que en el pasado.

Este capítulo usa los datos de PISA 2012 para examinar cómo en los últimos años hayan evolucionado el acceso de los estudiantes a los instrumentos de las TIC, y su experiencia en el uso de estas tecnologías. Ello examina la frecuencia y la variedad de los modos de uso de las TIC en casa, y las diferencias en el uso de la computadora entre los estudiantes de los varios países.
El capítulo examina cómo el uso de la computadora y de internet en casa de parte de los estudiantes esté cambiando el modo en el cual ellos se comprometen en el aprendizaje y en el colegio.

Capítulo 2 – La integración de la tecnología de la información y de la comunicación en la enseñanza y en el aprendizaje.

Este capítulo toma en examen cómo los sistemas educativos y los colegios están integrando la tecnología de la información y de la comunicación (TIC) en las experiencias de aprendizaje de los estudiantes, y examina su progreso a partir del 2009.

Ello da una mirada a las diferencias entre los varios países sobre los recursos TIC en los colegios y sobre cómo estas diferencias sean correlacionadas al uso de la computadora; y muestra cómo el uso de las TIC en el colegio no dependa sólo de su disponibilidad, sino también de las políticas correlacionadas a los profesores y a los currículos.

Capítulo 3 – Los resultados principales de las evaluaciones de PISA 2012 basadas en la computadora

Los test basados en la computadora alargan el espectro de las situaciones en que pueden ser medidas las habilidades de los estudiantes para aplicar sus conocimientos.

Estudiantes de treinta y dos países que han participado en la evaluación con medios de escritura a mano (papel y lapicero) del PISA 2012 fueron enviados a efectuar un test de lectura y matemática en la computadora.
Este capítulo discute los resultados de estas evaluaciones basadas en la computadora.

Capítulo 4 – La importancia de la navegación en la lectura on-line: piensa luego haz click.
No sólo son particularmente importantes ciertas habilidades de tratamiento de los textos cuando se lee on-line, sino los lectores también tienen que ser capaces de navegar en medio y a través de textos diferentes.

Este capítulo describe las habilidades de navegación digital de los estudiantes y examina la relación entre las habilidades de navegación y el rendimiento relativos a la lectura digital.

Capítulo 5- Desigualdad en las competencias digitales.
La desigualdad digital concierne a las diferencias en los recursos materiales, culturales y cognoscitivos requeridos para hacer un buen uso de la tecnología de información y de comunicación (TIC).

Este capítulo examina las diferencias en el acceso y en el uso de las TIC que se refieren a la situación socioeconómica de los estudiantes, al género, a la colocación geográfica, y al colegio frecuentado. Eso además examina si la prestación relativa a los test basados en la computadora está correlacionada a la situación socioeconómica de los estudiantes y a su familiaridad con las computadoras.

Capítulo 6 - Cómo las computadoras están en relación con las prestaciones de los estudiantes.
No obstante las considerables inversiones en computadoras, conexiones internet y software para el uso didáctico, hay una evidencia muy dudosa que un mayor uso de la computadora de parte de los estudiantes lleve a un puntaje más elevado en lectura y matemática.
Este capítulo examina la relación entre el acceso a la computadora en los colegios, al uso de la computadora en clase y los resultados conseguidos en la evaluación del PISA.

Capítulo 7 – Uso de los datos de un log-file para comprender cómo se desarrolla una prestación de PISA (estudio de los casos)
En los test en computadoras, las máquinas trazan en log-file (y si están programadas para hacerlo también pueden analizar) todos los pasos y las acciones que los estudiantes emprenden para la búsqueda de la solución de un problema dado.

Este capítulo usa tres pruebas extraídas de la evaluación de la lectura en computadoras de PISA 2012, para ilustrar cómo la registración del proceso de desarrollo de las respuestas puede aumentar la capacidad de los educadores de monitorear el comportamiento de los estudiantes que siguen un test y de medir sus habilidades.

Capítulo 8 - Las implicaciones de la tecnología digital en la política y en la práctica didáctica.
Por primera vez, los padres y profesores actuales tienen poca, si no ninguna, experiencia en los instrumentos que los chicos usarán cotidianamente en sus vidas adultas.
Este capítulo trata implicaciones de la política de la educación con la necesidad de proveer a los estudiantes las habilidades fundamentales requeridas para participar plenamente en las sociedades digitalizadas e híper-conectadas.

-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License