Las células estaminales adultas, una riqueza... /1
autor: Domenico Coviello
director del Laboratorio de genética humana del Hospital Galliera de Génova y co-presidente de la Asociación Ciencia y Vida
Daniele Mazzocchetti
doctor en Biotecnología de la InScientiaFides
Luca Pierelli
docente de la Universidad La Sapienza de Roma y director del Departamento de Medicina Transfusional del San Camillo Forlanini de Roma
Giuseppe Ragusa
docente de Economía en la Universidad Luiss Guido Carli de Roma
Sandro Ricci (moderador)
director general de la Fundación Meeting para la amistad entre los pueblos
fecha: 2013-08-20
fuente: Le cellule staminali adulte: una ricchezza per l'uomo
acontecimiento: Meeting per l’amicizia tra i popoli: "Emergenza uomo", Rimini, Italia
(Meeting para la amistad entre los pueblos: "Emergencia hombre")
traducción: María Eugenia Flores Luna
siguentes: Las células estaminales adultas, una riqueza... /2

SANDRO RICCI:
Buenas noches a todos, gracias por haber intervenido en este encuentro, que por la participación del público pienso sea muy esperado. Yo sólo tengo la tarea de presentar a nuestros relatores y lo haré al inicio, luego durante las intervenciones habrá diapositivas, que nos explicarán aún quiénes sean nuestros relatores. Luca Pierelli, Docente de la Universidad La Sapienza de Roma y Director del Departamento de Medicina Transfusional del San Camillo Forlanini de Roma; Daniele Mazzocchetti, Doctor en Biología, responsable del desarrollo Biobanca InScientiaFides; Giuseppe Ragusa, Docente del Luiss Guido Carli de Roma y Research Fellow del Center for Labour and Economic Growth and Luiss Lab, que en 2012 ha sido uno de los doce expertos llamados a componer el Task force, instituido por el Ministerio de Desarrollo Económico, con el fin de identificar medidas favorables al ecosistema del start-up; Doménico Coviello, Responsable del Laboratorio de Genética Humana, Hospital Galliera, Docente de Genética en la Universidad de Génova, Co-presidente de la Asociación Ciencia y Vida. Como saben, el tema es aquel de las células estaminales, riqueza para el hombre. Hablamos mucho, pero qué representan para nuestro organismo, qué se está estudiando y cómo se pueden aplicar, sobre todo esto es necesario hacer siempre más claridad. Partimos con un primer aporte vídeo.

“Vídeo”

SANDRO RICCI:
He aquí, ahora entramos en lo vivo de nuestro congreso escuchando a Luca Pierelli. Gracias.

LUCA PIERELLI:
Gracias por la presentación. Pues, como han escuchado en estas entrevistas, la biología y el uso de las células estaminales tiene una posibilidad aplicativa muy interesante, muy importante y de gran perspectiva. La posibilidad actualmente de definir las células estaminales en el hombre es clasificarlas en su grado de potencia, en su grado de capacidad. Es obvio que esta potencia es máxima en la vida embrionaria. En la vida embrionaria, el cigoto, es decir el huevo fecundado, tiene lo máximo de la potencia estaminal: es aquella estructura que es capaz de hacer, formar todos los tejidos de un futuro individuo. Este cigoto se divide, hace algunas divisiones, una evolución embrionaria, y llega a una fase, que es la fase del blastocisto, dentro del cual hay otras células, que ya no son totipotentes: se llaman pluripotentes, porque saben hacer todo lo que hacía antes el cigoto, menos los anexos placentarios, por lo tanto hay en parte una pérdida de competencia. En la vida adulta, como veremos a medida que la embriogénesis se desarrolla cuando se cumplen todos sus tejidos en un individuo, algunas células con actividad estaminal quedan en los tejidos fetales y luego en aquellos tejidos adultos, que son sobre todo los tejidos que están sometidos a una rápida renovación (por ejemplo el cutis, el intestino, la sangre y otras áreas). Y éstas son células estaminales en actividad adulta. Hay otra categoría de células estaminales que nos es dada por descubrimientos muy recientes, que también han dado, digamos, a los investigadores que la han producido el premio Nobel. Es aquel de las IPSC, que son “induced pluripotent stem cells”: son células estaminales reprogramadas, es decir una célula estaminal que es obtenida por una célula ya distinta, pero que con la reorganización de algunos genes vuelve al estado de las células embrionarias del blastocisto. Y ésta es una gran perspectiva, sobre todo porque permite tener acceso a células con potencia biológica de tipo embrionario, no teniendo que recurrir al sacrificio de embriones o en todo caso, digamos, a procedimientos que de algún modo presenten problemas éticos tan grandes como aquellos de la utilización del embrión. Éste es el proceso del cual les hablaba, por tanto de la fase del blastocisto, digamos de la fase embrionaria, estas células forman los varios tejidos y sin embargo estas actividades de tipo estaminal en la vida adulta quedan en algunos tejidos, sobre todo en los que se renuevan más. Quedan en algunas sedes, a menudo en los mismos tejidos en que deben o deberían regenerar las células maduras que luego componen aquel tejido. Y en particular una tiene una historia bastante larga, quizás ya una historia clínica, justo de uso terapéutico, de más de cuarenta años: aquella que ven es la célula estaminal hematopoyética, es decir una de aquellas células estaminales adultas que quedan en la vida adulta y que son encargadas de formar todas las células de la sangre. Son células que, generalmente, están al interno de los huesos cortos (menos en los huesos largos), en la médula ósea roja que está al interno de nuestras estructuras esqueléticas. Estas células han sido utilizadas por todos estos años y todavía lo son con gran éxito, siempre con mayor éxito, con mayor conciencia de la compatibilidad y con mayor cognición de causa desde el punto de vista clínico, para hacer fundamentalmente dos actividades: el trasplante autólogo de células estaminales hemapoyéticas y el trasplante alogénico de células estaminales hemapoyéticas. La diferencia está en el hecho que en el primer caso el donador y el paciente son la misma persona: un paciente dona a sí mismo, en una fase del cuidado de la propia enfermedad estas células, que serán utilizadas en una fase sucesiva para poder hacer terapias exclusivas, que son permitidas sólo por tener una reserva de células estaminales. En cambio trasplante alogénico significa trasplantar estas células estaminales adultas de tipo hemapoyético, obteniéndolas de un donador que puede ser un hermano, que puede ser un donador que pertenece a un registro internacional y que es compatible, o bien utilizando la sangre del cordón crio preservado.

Estas dos formas de tratamiento son dos formas que han permitido, como ven en estos gráficos, una enorme escalada: aquí se trata de gráficos (los de abajo) que reproducen en los años la actividad de trasplante en las diversas enfermedades y en los diversas patologías, sobre todo hemopáticas, como las leucemias, pero no sólo, también enfermedades congénitas como las talasemias, las inmunodeficiencias, enfermedades como linfomas, mielomas; como ven, en los años han permitido tener un incremento de estas actividades terapéuticas, que porta (por ejemplo este año, el último año examinado, que es el 2010) a tener millares de trasplantes alogénicos e igualmente millares de trasplantes autólogos, suministrados a pacientes que, como ven en aquellos gráficos a torta, predominantemente son mielomas, linfomas y también leucemias agudas, por el trasplante autólogo, y son sobre todo leucemias agudas, leucemias crónicas, pero también enfermedades congénitas, por el trasplante alogénico. Luego éste es un gran éxito de la medicina base de células estaminales.

Esta célula, la estaminal obviamente hematopoyética no es la única célula estaminal adulta que es posible recuperar en el hombre en la vida adulta. Hay otras, como por ejemplo la célula estaminal mesenquimal, que es capaz de dar origen a toda una serie de tejidos y también de tener actividad de regulación inmunitaria. Esta base biológica y terapéutica es un modelo de gran suceso desde el punto de vista clínico, pero también de gran perspectiva para adaptar nuevas terapias de estaminales con otras poblaciones de estaminales adultas a una práctica clínica de éxito como ésta que permite hasta hoy hacer trasplantes a miles de pacientes, (éstos son sólo aquellos de Europa, pero hay igualmente en Norte América y en todo el mundo) y de curarlos de enfermedades antes incurables, como algunas hemopatías malignas, tipo leucemias agudas, o como enfermedades congénitas, como la talasemia, la inmunodeficiencia, las enfermedades del metabolismo etc. Esto me parece el contexto del cual poder partir luego para ulteriores e interesantes perspectivas de cuidado.

SANDRO RICCI:
Gracias, gracias Pierelli. Hemos iniciado a entrar ya en lo específico, y parece interesante empezar realmente a comprender los factores en juego. Ahora cedo la palabra a Daniele Mazzocchetti, que nos ayudará a entender el trabajo que está haciendo en este período y en este contexto. Aprovecho de este ceder la palabra, para agradecer al Secretario de Sanidad Mussoni, que está aquí presente con nosotros y, sobre todo, a la Fundación InScientiaFides, que ha dado origen a este congreso. Mazzocchetti.

DANIELE MAZZOCCHETTI:
Gracias. Buenas tardes, buenas tardes a todos, querría agradecer ante todo a la organización del Meeting, por habernos dado la posibilidad de estar aquí esta noche para hablar de este argumento que, viendo a las personas que se han presentado, es una cosa muy sentida y que interesa mucho, y esto me da indudablemente mucho placer. Quiero agradecer luego también a la Fundación InScientiaFides, que nos ha dado la posibilidad de realizar el trabajo que les presento esta noche, que hemos hecho en colaboración precisamente con la Universidad Luiss y con la Universidad La Sapienza de Roma. Querría agradecer a la Fundación y a su Presidente, Luana Piroli, también por los proyectos de investigación que ha sustentado y que sigue sosteniendo, aun en un período tan difícil por la crisis económica que estamos viviendo, continuando a valorizar el talento italiano, a creer en el talento italiano. En efecto gracias a las inversiones que ha hecho, ha sido capaz de repatriar a algunos de estos talentos que ahora precisamente han vuelto a trabajar en Italia. Querría también hacer un saludo y un agradecimiento al Secretario de Estado de la Sanidad Sanmarinense, la On. Mussoni.

Gracias por estar acá, siempre demuestra una gran sensibilidad para estos temas y para las excelencias de la República de San Marino. Antes de describirles el trabajo que hemos desarrollado en colaboración con las universidades, me gustaría explicarles qué es la Fundación InScientiaFides, qué hace y cuáles son los principios básicos de nuestra Fundación. Para hacer esto me gustaría citar lo que ha dicho al Presidente Enrico Letta, el Presidente del Congreso, en su discurso del domingo, el día inaugural aquí en el Meeting, porque ha hablado de dos temas fundamentales para nosotros, que son el tema de la identidad sólida de la persona y el tema de la fuerza del encuentro. El Presidente Letta ha precisamente dicho que es importante hacer que venza la fuerza fecundadora del encuentro: él la ha definido “fuerza fecundadora”, en el sentido que puede nacer algo del encuentro, algo importante se puede desarrollar, y también ha hablado del hecho de que cada uno de nosotros es un ser único e irrepetible y que tiene una misión propia en la vida. Y estos son justo los dos temas, ha centrado los dos temas en los que se basa la actividad de nuestra Fundación, porque nuestra Fundación a la base de todo tiene la convicción, que al centro del actuar esté la unicidad de la persona humana. Y el otro concepto fundamental que guía a quien colabora con la Fundación es que el saber compartido está realmente a la base del progreso, por lo tanto también aquí el sentido de la fuerza del encuentro, del compartir del cual puede nacer algo. Por lo tanto sustancialmente es eso que guía la obra de la Fundación.

Viniendo en cambio al trabajo que hemos hecho, en colaboración precisamente con la Luiss y con la Universidad La Sapienza, ¿por qué hemos decidido hacer un trabajo sobre las células estaminales de la sangre del cordón umbilical? Pues, ante todo las primeras indicaciones nos vienen del Parlamento Europeo, que el año pasado, en una relación de junio de 2012, se ha expresado reconociendo que han sido hechos significativos progresos en el sector de la sangre del cordón umbilical y reconoce la sangre del cordón umbilical como una alternativa válida, que puede ser utilizada hoy de modo seguro y comprobado para tratar numerosas enfermedades, también de naturaleza infantil y aun de naturaleza adulta. El Parlamento Europeo ha expresado otro concepto fundamental que es aquel de la información, que a menudo falta, y dice que todas las personas deben ser informadas de todas las opciones existentes, acerca de la sangre del cordón umbilical, sean relativas a la donación pública que a la conservación privada. Otro concepto fundamental es dar las informaciones justas, que sean informaciones objetivas y realistas sobre aquello que existe hoy por cuanto concierne a la conservación de la sangre del cordón umbilical. Las células estaminales, han escuchado también al Profesor Pierelli, son hoy muy debatidas, muy importantes, porque son, como les decía, un tratamiento real que puede ser aplicado, que tiene su valencia y que porta resultados ciertos para el cuidado de numerosas patologías: son más de setenta las patologías para las que son utilizadas las células estaminales y por lo cual son definidas “salvavidas”. Por lo tanto, más allá de las muchas experimentaciones de las que se siente hablar en muchos medios de comunicación y en los periódicos, en realidad las células estaminales son hoy un auxilio terapéutico real, utilizable para el cuidado de numerosas patologías. Esto ha llevado, al final del año pasado, por lo tanto en diciembre de 2012, a hacer registrar el millonésimo trasplante de células estaminales.

Éste es un dato extraído del Registro Internacional que se ocupa de donación y trasplante de células de médula ósea, y es un dato realmente importante, porque nos hace entender cómo las células estaminales hoy ayuden realmente a numerosas personas: un millón de trasplantes significa un millón de personas que han sido tratadas utilizando estas células. En la importancia que tiene el trasplante de células estaminales, el cordón umbilical, las células estaminales umbilicales han asumido cada vez más importancia en los años: son la fuente más reciente de la cual vienen utilizadas las células estaminales, pero a pesar de eso ya han sido hechos más de 20.000 trasplantes, utilizando esta fuente precisamente de células estaminales. Luego éstas son las motivaciones que nos han guiado, nos han impulsado a hacer un estudio sobre esta fuente de células estaminales.

¿Cuál es hoy la situación en Italia para la conservación de la sangre del cordón umbilical? En Italia, el año pasado han nacido alrededor de 550.000 niños y han sido efectivamente conservados, en las 19 estructuras públicas que se ocupan de la conservación, 2426 muestras, que, echando cuentas, son el 0,4% del total: luego significa que en Italia, hoy, conservamos menos del 0,5% de las muestras de sangre del cordón umbilical. Y francamente es un número realmente inaceptable. El Parlamento Europeo, en la relación que les decía antes, hablaba del hecho que sea inaceptable que el 1% de las muestras en Europa sea conservada: he aquí, Italia está bajo la mitad de este 1%, estamos sólo al 0,4%. ¿Cuáles son las motivaciones de números tan bajos? Las motivaciones son indudablemente diferentes y múltiples. Se pueden identificar en particular algunas: la primera, probablemente la más importante, es una motivación de naturaleza cultural, porque a menudo falta información y sensibilización respecto a las parejas que están esperando un bebé. Información, porque a menudo las parejas no tienen tampoco la conciencia de poder conservar la sangre del cordón umbilical: sea que se trate de conservación privada o de donación pública, no saben que tienen esta posibilidad. La sensibilización falta, porque también muchos padres que en cambio conocen esta posibilidad, no se dan cuenta de cuánto sea importante, por lo tanto deciden no actuar, haciendo de modo que también su muestra haga parte de aquellos 99,6% que es eliminado. Luego hay indudablemente otras motivaciones mucho más pragmáticas, por ejemplo acerca de la operatividad general de la gestión de la conservación en Italia. Un ejemplo es la red de recolección, que no está desarrollada absolutamente de modo estrecho, porque son muchísimas las estructuras sanitarias y los hospitales donde se puede dar a luz, pero donde no es ofrecido el servicio de conservación de la sangre del cordón umbilical. Esto hace de modo que sean muchísimas las parejas que no pueden acceder al servicio, aun queriendo hacerlo. E igualmente importante es el hecho que en muchos hospitales donde en cambio se hace conservación de la sangre del cordón umbilical, eso no puede ser hecho en determinados días de la semana, como por ejemplo los días festivos o los fines de semana, o en determinadas horas del día, es decir, si el parto ocurre por la noche, no se pueden conservar las células del cordón. Luego entienden que éstos son problemas que se podrían fácilmente resolver, pero que en cambio hoy todavía no son afrontados. También hay otros problemas de naturaleza, si se quiere, más científica, que conciernen por ejemplo a las limitaciones del número de células contenidas en las muestras, lo que significa que muestras que no tienen un determinado número de células, son descartadas, son eliminadas, aunque tuvieran características para poder ser utilizadas para el trasplante.

En el mundo, en cambio, en Europa en particular, existen situaciones diferentes de las de Italia: no sólo en Norte América, por lo tanto en los Estados Unidos y en Canadá, sino también en numerosos Países de Europa, existen modelos de coexistencia de banco público y banco privado. Es una coexistencia, pero en realidad es más una colaboración entre los dos mundos, que por lo tanto no chocan, sino logran colaborar entre ellos, para llevar resultados mejores de aquéllos que en cambio nosotros conseguimos en Italia. Algunos ejemplos son, por ejemplo, los de bancos privados que se ocupan también de administrar las muestras donadas que quedan en los registros internacionales. Hay muchos ejemplos: en Canadá, hay una estructura pública, la Alberta Cord Blood Bank, que se ocupa también de conservación de las muestras privadas, de modo de tener un sostenibilidad más alta y de poder mejorar el propio servicio que ofrece a los usuarios, también por cuanto concierne a la donación. En Alemania, los padres pueden decidir conservar las muestras de modo privado, pero también de insertarlo en los registros internacionales, yendo a aumentar las muestras que están a disposición de los registros, y pueden decidir concederlo, si eso es solicitado por una persona que hace precisamente el pedido y que resulta ser compatible con la muestra.

En España, la situación es parecida, pero hay la obligatoriedad de la liberación en caso haya la solicitud de parte de un destinatario que resulte también aquí compatible con la unidad. Por lo tanto ésta es una panorámica muy veloz de cuál es hoy la situación en Italia y en algunos Países europeos y ésta es la situación en la que opera quien trabaja con la sangre del cordón umbilical y con las células estaminales todos los días. Es en esta óptica que nosotros hemos hecho este estudio, realizado en un número muy elevado de muestras, en 1309 muestras de sangre del cordón umbilical, que han sido recogidas en un período limitado de tiempo y sin restricciones ni de volúmenes ni de células en todo el territorio italiano. Un estudio de este tipo ha sido hecho por nosotros por primera vez en un número elevado de muestras y el hecho de que las muestras hayan sido recogidas sin limitaciones ha permitido analizar la entera gama de muestras que un biobanco debe administrar. Luego nosotros hemos podido tener resultados ciertos y seguros en la entera gama de muestras que un biobanco precisamente recibe cuando se ocupa de crio conservación. Lo que hemos querido hacer ha sido identificar un parámetro que fuera simple, veloz, que lograra identificar cuáles son las muestras que tienen un elevado número de células estaminales en su interior, de modo de poder entender cuáles son las mejores muestras por registrar. Encontramos este parámetro, y hemos logrado identificar un parámetro preciso y hemos hecho más: hemos identificado tres valores límites de este parámetro, que es el número de células nucleadas totales, y con estos tres valores límites hemos logrado identificar tres familias de muestras de sangre del cordón, que tienen un contenido diferente de células estaminales y que hoy en Italia no vienen registradas en el banco.

Para aclararles mejor los resultados del trabajo, les hago este ejemplo: si nosotros, a las 1309 muestras que hemos analizado, aplicáramos los límites, hoy, de las estructuras públicas italianas, registraríamos sólo el 8,4% del total de las muestras, si en cambio aplicáramos nuestros límites, aun tomando sólo el cut-off n. 3, es decir aquel más urgente, es decir el que identifica las muestras con el más elevado número de células estaminales, tendríamos en todo caso un 33% de muestras guardadas. Sustancialmente significa que, aplicando un modelo como el nuestro, con los resultados que hemos encontrado, lograríamos aumentar el número de unidades que son conservadas del 25%, aun sólo utilizando, precisamente, el límite más alto, que identifica el número de muestras con el más elevado número de células estaminales.
¿Por qué hemos hecho este trabajo? Porque, como les dije al principio, es fundamental aumentar los números de las unidades conservadas en Italia, porque es francamente inaceptable, para quien obra en este sector, pero también para quien no es del sector, ver números como los que hemos visto al inicio. Es impensable que haya una fuente muy importante para el cuidado de numerosas patologías, que es planeada sin que se haga ningún uso, cuando en cambio sería disponible sin problemas para el donador, sin problemas para el destinatario y por lo tanto es francamente inaceptable. Luego lo que hemos querido hacer es tratar justo de mejorar la situación con los resultados de nuestro estudio. Lo que queda claro, como último concepto, es que también yendo a aumentar el número de las muestras registradas en el banco, no deben faltar nunca dos pilares fundamentales para la conservación de las células estaminales, que son la garantía y la seguridad.

Garantía y seguridad significa que un biobanco que se ocupa de conservación tiene siempre que garantizar los más elevados estándares, de modo que las células que decide mantener en el propio biobanco tengan la mejor calidad posible que hoy es garantizada. Lo que podemos hacer para dar garantía y seguridad a los padres que deciden conservar su muestra es respetar los estándares internacionales. Cuáles son estos estándares internacionales, nos lo dice la ley italiana, que en la conferencia permanente Estado-Regiones del 20 de abril de 2011, que se ocupa precisamente de determinar las líneas guías para la acreditación de la sangre del cordón, identifica que el estándar internacional de referencia para todos los bancos de cordón umbilical sea la acreditación Factnetcord.
Esta acreditación es estudiada por expertos del sector y por líneas guías precisas para cada fase de la crio conservación de las muestras de sangre del cordón: desde la responsabilidad del donador, por lo tanto del análisis de la madre que decide conservar las muestras de su hijo, hasta todo un procedimiento de liberación en caso de un eventual empleo para un trasplante.

¿Qué es, sin embargo, el estándar Factnetcord y qué significa para una estructura ser acreditados Factnetcord? Se los hago explicar en el breve vídeo de un experto del sector, realmente un experto, que es el Profesor Sergio Torloni, que, a pesar de que el nombre traicione sus orígenes italianos, es en realidad un profesor estadounidense, responsable de la Mayo Clinic de Tucson, en Arizona, que es un certificador Fact de 1997. El vídeo que verán es en lengua original, obviamente él es americano, y en el vídeo él nos hablará de qué significa recibir este tipo de acreditación y explicará que las líneas guías son estos reglamentos que en todo y por todo dan la certeza de tener el mejor producto por cuanto concierne a las células estaminales. Por lo tanto ahora dejo la palabra al Profesor Torloni y les agradezco.

"Vídeo"

-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License