Los resultados del Planck
autor: Marco Bersanelli
docente de Astrofísica en la Universidad de los Estudios de Milán
Nazzareno Mandolesi
miembro del Consejo Científico (Space Science Advisor Committee - SSAC) del ESA (Agencia Espacial Europea) y miembro del CdA (Consejo de Administración) ASI (Agencia Espacial Italiana)
Letizia Bardazzi (moderadora)
Presidente de la Asociación italiana de Centros Culturales
fecha: 2013-08-24
fuente: I risultati di Planck
acontecimiento: Meeting per l’amicizia tra i popoli: "Emergenza uomo", Rimini, Italia
(Meeting para la amistad entre los pueblos: "Emergencia hombre")
traducción: María Eugenia Flores Luna

LETIZIA BARDAZZI:

Buenos días a todos y bienvenidos a este encuentro con dos de los principales protagonistas y promotores del proyecto Planck de la Agencia Espacial Europea, el telescopio más potente que haya sido concebido nunca, un tipo de máquina del tiempo que ha sido lanzada hace cuatro años en órbita a un millón y medio de kilómetros para mirar los confines extremos de nuestro tiempo, poder ver nuestro universo recién nacido y poder localizar también las semillas de todas aquellas estructuras que se han formado en el universo, las galaxias, las estrellas, los planetas. Hoy vamos a conocer qué ha surgido en los primeros quince meses de observación del Planck. Desde siempre el Meeting nos pone delante nuevos escenarios surgidos de la investigación científica y nos asegura la posibilidad de estar frente a grandes científicos, de identificarnos con sus ojos. Científicos que son la punta avanzada de la humanidad que explora nuevos espacios y nuevas posibilidades para nuestro futuro y que, compartiendo con nosotros lo que han vivido y lo que han descubierto, nos permiten descubrir, conocer una verdad más grande. El pasado 21 de marzo en París, en una conferencia de prensa internacional, han sido presentadas al mundo las primeras imágenes, los primeros mapas cosmológicos del telescopio Planck. Hemos visto en los periódicos de todo el mundo el mapa del universo recién nacido, con una definición sin precedentes.

Para todos los científicos del mundo y para los cosmólogos ha sido como desembarcar por primera vez en un continente desconocido, ha sido absolutamente algo extraordinario. Una empresa que tiene un sentido científico enorme, para las confirmaciones de la cosmología tradicional pero también porque es una aventura que ha portado algunos nuevos descubrimientos sobre los ingredientes del cosmos, dejando aflorar preguntas inéditas que tienen grandes consecuencias en términos científicos y que pondrán a trabajar a nuestros cosmólogos en el futuro y que ha tenido, ha requerido millares de horas de empeño de trabajo a un pequeño ejército de brillantes científicos e investigadores de todo el mundo. Nuestros dos huéspedes desde hace más de veinte años comparten una colaboración, una profunda amistad en la guía de la misión, en particular del Low Frequency Instrument, que es uno de los dos instrumentos a bordo del Planck. Ha sido su común amistad con el Profesor George Smoot, premio Nobel de física en 2006, que hemos tenido el honor de acoger en las tarimas de Rímini en 2007, que ha permitido que nuestros huéspedes hoy se encontraran. Por tanto un gracias caluroso, una bienvenida a Nazzareno Mandolesi y a Marco Bersanelli. Se los presento. El Profesor Nazzareno Mandolesi es Profesor de física en la universidad de Ferrara, es miembro del CdA de la Agencia Espacial Italiana y adjunto INAF (Instituto Nacional de Astrofísica), ha iniciado su recorrido científico primero con el estudio de los rayos cósmicos de altísima energía en el mundo de lo infinitamente pequeño, para pasar a lo infinitamente grande, el universo, a través del estudio de la radiación fósil o de fondo cósmico. En los años Ochenta ha realizado un experimento sobre el fondo cósmico en la estación de White Mountain, en California, en colaboración con el doctor Smoot. Hoy el profesor Mandolesi es el Principal investigador Low Frequency Instrument del Planck y dirige un consorcio internacional de universidades, institutos de investigación e industrias que ha implicado durante la realización de la misión más de mil personas. Actualmente hacen parte del consorcio del Planck más de quinientos investigadores e ingenieros para la operatividad del satélite, para el análisis y la interpretación de los datos. Ha dirigido un instituto del CNR (Consejo Nacional de Investigación), hoy del INAF, desde 1994 hasta 2010. De 2004 se ha interesado en la trasferencia tecnológica y para tal objetivo ha creado en el INAF la oficina Nacional de Innovación Tecnológica, luego el Servicio de Innovación Tecnológica del cual ha sido responsable hasta 2011. En cinco años INAF ha depositado veinte brevetes y cuatro sociedades de spin-off. Bienvenido profesor.

Nuestro otro huésped de hoy no necesitaría de muchas presentaciones. Si en estos años el Meeting ha parecido a veces una sucursal de la Nasa o del MAT, se lo debemos justo a su preciosa pasión por la divulgación de la investigación y el descubrimiento científico, y sobre todo a su capacidad de poner siempre al centro no sólo el objeto de la investigación sino al hombre, el protagonista de la investigación. Gracias a él hemos aprendido a mirar de modo nuevo las estrellas y también a los que las escrutaban. Les presento a Marco, que es Profesor ordinario de Astronomía, Astrofísica y Director de la Escuela de Doctorado en Física astrofísica y física aplicada, en la Universidad de los Estudios de Milán. Desde el inicio de su carrera se ocupa de Cosmología, en particular de las medidas del fondo cósmico de microondas, la primera luz del universo. De 1986 a 1991 ha trabajado en el Lawrence Berkeley Laboratory University of California con el profesor Smoot, participando en dos expediciones científicas en la base antártica de Amundsen, en el Polo Sur, para medir el espectro de la luz primordial. Hoy tiene el rol de Instrument Scientist Deputy Principal Investigador del Low Frequency Instrument del Planck y es miembro del Plancks Scientist Team. Además de las muchas publicaciones científicas, Marco es autor de una vasta producción de carácter divulgador e interdisciplinario. Es Director científico de Euresis, la asociación científica con la cual ha promovido muestras didácticas que todos nosotros conocemos, conferencias científicas, conferencias internacionales sobre temas interdisciplinarios. Desde 2012 es Presidente de la Fundación Sagrado Corazón para la educación de los jóvenes. Gracias otra vez, Marco y bienvenido. Le pediría a Marco Bersanelli partir justo de la imagen que ha dado la vuelta al mundo, la imagen a todo cielo producida por Planck. Te pediría explicarnos cómo se ha llegado a este mapa en estos quince meses, después del lanzamiento y qué representa.

MARCO BERSANELLI:

Hola a todos. Debo decir que para mí es un gran placer. Es un gran placer contar algo hoy, después de más de veinte años de trabajo en este proyecto, de la belleza, de la fatiga y de los resultados que estamos viendo, y hacerlo junto a Reno, con el que hemos compartido esta grande y larga historia. ¿De qué se trata? Iniciamos de una experiencia que es una experiencia común a todos: aquella del cielo, del cielo estrellado que nos sobrepasa y nos conmueve por su vastedad; la cantidad de estrellas que nos llena los ojos y el corazón cuando estamos ante una noche realmente oscura y esta estela que es la Vía Láctea, que (hoy lo sabemos muy bien) está hecha de millones y millones de estrellas que no pueden ser vistas una a una, pero cuyo claror construye este arco en el cielo. Y bien todas estas estrellas, sean aquellas que veamos una a una, sea la galaxia, la luz de la Vía Láctea, hacen parte de nuestra galaxia, de una familia de 100-200 millones de estrellas. Pero si ahora con un telescopio potente vamos a analizar lo que sucede en profundidad, en una pequeña porción de cielo… En esta animación ven el cielo estrellado, ven la constelación de Orión, éste es el cielo como lo vemos a simple vista. Éste es el Hubble Space Telescope: ahora vamos a hacer un zoom a esta región, que es la región en que el telescopio Hubble ha hecho la imagen más profunda que conocemos del universo de las galaxias. Éstas todavía son estrellas de nuestra galaxia, pero desde este momento en adelante, ven, nosotros salimos de nuestra galaxia y desde este momento en adelante cada punto que ven es una galaxia: cada uno de estos puntos contiene 100 o 200 mil millones de estrellas y allá abajo en el fondo, he aquí las galaxias más lejanas que nosotros conocemos. Éste es el llamado “Hubble Deep Field”, es una región de cielo grande casi como… tomen un centésimo de euro, llévenlo a la distancia de su brazo y ahí verán millares de galaxias.

Cada una de estas galaxias se encuentra a una distancia diferente de nosotros, pero las más lejanas, aquellas más pequeñas en esta imagen, apenas perceptible, se encuentran a diez, once mil millones de años luz de nosotros. Mil millones de años luz de nosotros quiere decir que la luz ha empleado diez, once mil millones de años para alcanzarnos y por lo tanto nosotros vemos aquellas galaxias como eran hace diez, once mil millones de años y como sabemos el universo, este océano de galaxias, está en expansión, quiere decir que las galaxias, en el pasado, tenían que estar más cercanas entre ellas. Y sabemos, por el ritmo de esta expansión, que el inicio de esta historia expansiva del universo se remonta a hace 14 mil millones de años aproximadamente. Entonces ven que aquellas galaxias más lejanas las vemos como eran en un universo joven, en un universo de pocos mil millones de años, con respecto a los cerca de 14 que tiene ahora. Nosotros queremos investigar lo que está aún más allá, aún más lejano. Es posible acercarnos aún más a aquel momento inicial en que la expansión ha tenido su inicio. Ahora bien, esto es posible. Es posible gracias a un descubrimiento fundamental hecho por Pierce y Wilson, dos radio astrónomos americanos en los años 1960, con este radiotelescopio que ven aquí en esta imagen. En efecto se han dado cuenta que de las regiones del cielo donde no vemos alguna fuente - sino sólo el fondo negro del cielo, el último velo que hace de fondo a todas nuestras imágenes celestes - recibimos una luz, muy débil, muy tenue, con la misma intensidad más o menos en todas las direcciones. Es una luz que ha viajado por toda la historia del universo, por 14 mil millones de años, y por lo tanto nos llega de aquel momento en que el universo estaba a altísima temperatura y altísima densidad. Y eso es precisamente lo que llamamos el fondo cósmico de microondas, la primera luz del universo, que podemos estudiar hoy con gran precisión gracias a Planck. Es un fósil muy precioso, maravilloso de esta historia que nos permite ponernos en contacto directo con lo que ocurría al principio de la historia del universo.

Y esta imagen resume lo que habíamos dicho. Ven, aquí cada punto representa una galaxia. Aquí estamos alejándonos en el espacio y yendo por lo tanto también atrás en el tiempo, con respecto a nuestro punto de observación. Cada punto es una galaxia, estamos circundados por mil millones de galaxias, pero allá abajo, donde se ve aquella última esfera negra, que está al fondo del cielo, en realidad, descubrimos que está esta luz tenue, que podemos observar en las microondas, por lo tanto no visible directamente a nuestros ojos, sino a distancias más grandes. Aquella luz nos lleva a una imagen de cómo era el universo al principio de su historia. Este descubrimiento hemos dicho es de los años 1960. Otro grande paso, que coincide con el principio de la aventura de Planck, es en 1992, cuando otro satélite, precursor de Planck, que se llamaba Cobe, Cosmic Background Explorer, guiado precisamente por nuestro amigo común George Smoot y John Mather, ha realizado el primer mapa de toda la esfera celeste de esta luz primordial. Y por lo tanto se ha percatado que es muy uniforme, pero no es perfectamente uniforme: estos colores, estas manchas muestran diferencias de intensidad de esta luz, según donde la veamos en el cielo. Por lo tanto el universo inicial es muy tranquilo, muy uniforme, muy fiel a sí mismo, muy simple, pero hay una ondulación, que por primera vez Cobe ha mostrado, ha medido. Una parte de cien mil, como si en un lago profundo cien metros tuviéramos ondulaciones de cerca de un milímetro sobre la superficie por lo tanto un universo muy simple. Y eso es muy importante, porque estas ondulaciones denotan las semillas de las cuales se han formado todas las estructuras, las galaxias y los montones de galaxias. Son regiones en que la gravedad es ligeramente más fuerte que en otras regiones. En aquel momento ha nacido la idea de dar un paso adelante, es decir de tener esta misma imagen del cielo primordial, del cosmos primordial, pero mucho más minuciosa, mucho más precisa. Y éste es el principio de la concepción del Planck. Uno podría decir: “¿Por qué quieres hacer esta imagen que es tan difícil de hacer? ¿Qué aprendemos? ¿No es simplemente por el gusto de ver una imagen? ¿Realmente qué más puede decirnos Planck con respecto a aquello que ya Cobe había mostrado (es decir que existan estas semillas gravitatorias, estructuras que irán a formar el universo como lo vivimos y lo podemos observar)? Ahora les haré ver un par de dispositivos un poco técnicos pero no se asusten. El concepto se puede entender fácilmente.

Ven, aquí tenemos una representación sintética de toda la información que puede estar en un mapa como éste. Estas diferencias de intensidad se pueden reconstruir estadísticamente en una curva como ésta, donde tenemos: la escala angular, por lo tanto cuánto grandes son las regiones que vamos a considerar y el contraste, cuánto altas son las ondas sobre la superficie de nuestra imagen. Cobe, el mapa que han visto antes, nos hace ver sólo un pequeño pedazo de esta información. La curva amarilla es lo que la teoría predice al respecto de cómo tienen que ser distribuidas, cómo se espera que sean distribuidas estas ondas sobre la superficie de nuestra imagen. Entonces ven que la mayoría de lo que esta curva nos muestra, es aún tierra incógnita después de Cobe. Cobe ha dicho que existe esta curva amarilla, éstos son los puntos experimentales, pero nos dice que hace falta ir a escrutar con mucho más esmero aquel fondo cósmico, para poder tener la información contenida en estos picos y en los valles de esta curva. ¿Y por qué es tan interesante medir aquella curva? Porque aquella curva, el detalle de aquella curva, depende del valor de algunos parámetros fundamentales, que son los parámetros fundamentales de la cosmología, que en la relatividad general nos dice cómo efectivamente nuestro universo real se comporta, cuáles son sus ingredientes, cuáles son sus calidades geométricas etc. Por lo tanto una medida precisa de esta curva consiente capturar estos parámetros. Luego Planck inicia justo en 1992 con el descubrimiento de las isotropías de parte de George Smoot y de Cobe y desde entonces han pasado más de veinte años. Planck ha sido lanzado en 2009, hoy estamos acá en 2013, tenemos los primeros datos y el satélite ya está concluyendo su brillante carrera. Es una historia que está hecha sobre todo de hombres, de personas, de relaciones, de fatiga, de entusiasmo, de centenares de personas. Ésta es la imagen de los empleados de Plank, es decir son personas full time dedicadas al análisis de los datos. Aquí están los nombres, uno a uno, de los cerca de 400 científicos que colaboran en esta empresa.

Tengo que decir que también desde el punto de vista humano, como pueden imaginar, es de veras una aventura extraordinaria, un recorrido de más de veinte años para llegar a este tipo de objetivo. Éste es el satélite, lo ven acá, para darles una idea éstos son unos cuatro metros, la base, el telescopio es un metro y medio; éste es el espejo que recoge esta luz que ha viajado por 14 mil millones de años y la lleva a este otro espejo, que luego la refleja en el plano focal, esta caja, que ven aquí agrandada, con éstos que son un poco los ojos, si quieren, de nuestro instrumento y las antenas en el plano focal, que es enfriado a baja temperatura, y que nos permite captar la radiación con gran precisión. Italia y Francia son los dos Países líderes de este consorcio que comprende muchas universidades, muchos institutos en todo el mundo. Ahora en algo más de minuto y medio vemos el trabajo de más de veinte años, es decir la construcción de esta joya de la tecnología que es Planck. Ven el plano focal que han visto antes, éstas son las guías de onda que llevan la señal del high frequency instrument, a la parte baja del instrumento. Éstas son tres pantallas que separan la parte fría de la parte caliente, esto en cambio enfría el plano focal y lleva todo este sistema en torno a 20 grados Kelvin, veinte grados sobre cero absoluto.

El segundo enfriador, que ven animado acá, lleva la temperatura de la parte central a cuatro Kelvin, y en fin el dilution cooler, con el helio tres y el helio cuatro que está en estas esferas, lleva el centro del plano focal hasta un décimo de grado sobre el cero absoluto, es decir 273 grados bajo cero. Es la primera vez que una cosa de este tipo ha sido hecha en el espacio. Aquí ven ahora los subsistemas del módulo de servicio, aquí ven la electrónica que guía la performance de los amplificadores, éste es el panel solar acá bajo y aquí ven la estructura del telescopio secundario.

El momento del lanzamiento, fue el 14 de mayo de 2009, creo que lo recordamos como una de las emociones más grandes; después de que el satélite ha ido a gran distancia de la Tierra. Éste es otro momento crítico, que es la separación del satélite, ven ésta es obviamente una animación del satélite, ven este spinning, esta rotación que es dada al satélite, que es una parte fundamental del modo en que el satélite observa el cielo, y una vez llegado a un millón y medio de la Tierra, por lo tanto realmente una órbita lejana, ¿ven qué hace el satélite? Por todo el tiempo en que ha estado en órbita, ha continuado rotando sobre sí mismo una vez por minuto, por lo tanto su ojo, su telescopio, una vez al minuto, hace una escansión de un pequeño pedazo de cielo. Pero como él sigue a la Tierra en su viaje alrededor del Sol, poco a poco el ángulo con el cual el telescopio ve el cielo cambia y por lo tanto este pedacito poco a poco cubre toda la esfera celeste, como ven en esta animación. Ven muy bien en esta simulación estas pequeñas diferencias de señal que encuentran en la parte alta y baja de esta esfera, que son precisamente las signaturas de la primera luz del universo. Esta faja roja no es más que nuestra galaxia. Nuestra galaxia, la ven acá en la longitud de onda visible, emite microondas, por lo tanto de algún modo contamina aquella visión global del cielo que nos interesa. Y justo por esto, Planck, como ya han entrevisto, contiene muchos de estos ojos de dimensiones diferentes, porque nos permite ver longitudes de onda un poco diferentes.

Esto es fundamental para poder discernir cuál es la luz, la radiación que llega del universo cercano a nuestra galaxia, como si fuera polvo sobre el vidrio, como decir que tenemos de algún modo que quitarlo de lo que nos interesa, que viene de más lejos, del fondo del universo. Ven el Low Frequency Instrument, aquel sobre el cual yo, Reno y tantos otros hemos trabajado en estos años: son estos ojos los más grandes, si quieren, en el plano focal. Y el High Frequency Instrument son estos otros más pequeños. Quiere decir que nosotros trabajamos a frecuencias más grandes y estos otros en cambio a longitudes de onda más grandes y las otras a longitudes de onda más pequeñas. En esta última fase quiero enseñarles los datos, los primeros resultados. Ahora espero haber dicho de algún modo de qué se trata. De ahora en adelante son datos reales. Por primera vez, de poco tiempo a esta parte, podemos mostrar todas estas cosas. Les muestro los nueve mapas que corresponden a las nueve longitudes de onda que Planck es capaz de producir. Ven cuáles son los ojos que han producido aquel mapa.

Partimos de las longitudes de onda más grandes, por lo tanto de las frecuencias más pequeñas y esperamos que nuestra galaxia, la contaminación, el polvo sobre el vidrio, sea bastante grande. Esta curva roja demuestra cuánto es importante la galaxia, las nueve barras grises son las nueve longitudes de onda de Planck. He aquí el primer mapa. Éstos son los datos reales de los 30 gigahertz, la frecuencia más baja, y ven que la contaminación de la galaxia es bastante fuerte. Es claro que es muy importante quitar la contaminación para medir con gran precisión el fondo primordial. Ahora pasaremos a la segunda longitud de onda, un poco más alta y ven que la galaxia ha disminuido, como se esperaba. He aquí, a 70 giga, ahora tenemos lo mínimo de nuestra emisión, y luego de aquí en adelante poco a poco empieza a crecer de nuevo. Ven: 100 gigahertz, 143, 217, 353, 545, 857. Aquí ya el fondo cósmico no se ve, sólo es polvo, pero ¿por qué queremos hacer todo esto? Porque del conjunto de todas estas informaciones, de estos nueve mapas, es posible discernir la radiación que llega de esta contaminación local de la que en cambio nos llega del universo profundo, que es la que nos interesa. Para darles una idea de lo que se trata, en esta breve animación vemos el sentido de lo que estamos diciendo. Nosotros tenemos sustancialmente un mapa aproximado con toda la información de nuestra galaxia, de fuentes también puntiformes, de las otras galaxias que están entre nosotros y el fondo último del universo y que se pueden separar. En realidad es un proceso muy complejo que nos permite hacer esto.

Éste es el polvo presente en nuestra galaxia donde nacen nuevas estrellas. Allá abajo en el fondo está la radiación primordial, que es nuestro verdadero objetivo, la que nos llega desde el inicio de la expansión del universo. Ésta ya no es una simulación, ya no es una animación, éste es el mapa. En el fondo, toda la empresa del Planck, veinte años de trabajo, han sido dedicados a construir una cámara fotográfica cuyo objetivo era realizar una única imagen, que es ésta. Ésta es la imagen más profunda, más minuciosa, así nunca realizada, de nuestro origen cósmico. Imagen que ha dado un poco la vuelta al mundo. Todos los periódicos han hablado de ello. Quizás alguien notará la ausencia de alguna primera página de algún periódico italiano, pero no digo esto por polémica, lo digo porque es significativo de una situación, después de que Italia ha dado lo que ha dado en esta misión.

Ven tres números, no se asusten, pienso que nadie se asuste. Son tres números importantes, que dicen tres cosas simples e importantes. Partimos de éste en el medio. Éste nos dice cuál es el nivel del contraste entre estas regiones más intensas, que son aquellas rojas y aquellas menos intensas, que son aquellas azules. Una parte de cien mil, que es aquello que ya Cobe había visto, pero solamente con una minuciosidad mucho más escasa. Ven aquí con qué detalle Planck ha logrado hacer esto. El contraste en la intensidad coincide más o menos con el contraste de la gravedad que inicia a actuar, es como ver las galaxias que inician a ser concebidas en su existencia. No tenemos todavía las galaxias; éste es un universo en que no existe prácticamente nada, existe esta brisa, este soplo, esta leve ondulación y esta realidad tan simple, inicial que es una ondulación que da origen a la gravedad. Y es la gravedad que da origen a las galaxias. Este número nos dice cuánto es intensa aquella ondulación inicial. El segundo número que está a la izquierda, es el tiempo, la edad del universo en el momento en que la luz ha iniciado a propagarse hacia nosotros.

Hoy hemos dicho que tenemos un universo de 14 mil millones de años, y Planck lo ha medido, como Reno les dirá más minuciosamente. El momento en que aquella luz ha partido, se remonta a un universo en que la edad era de 380 mil años por lo tanto un universo que tenía la edad de un niño de pocas horas de vida con respecto a un adulto. El tercer número, es el más impresionante, es un poco más especulativo si queremos, y dice el tiempo en que se han formado, según la teoría que estamos extrapolando, presumiblemente aquellas ondulaciones. Hablamos de una fracción extraordinariamente pequeña de un segundo, diez a la menos treinta y cinco segundos. El objetivo de Planck era medir aquellos picos, aquella curva amarilla, con gran precisión, porque de aquella medida podíamos extraer parámetros. Los puntos rojos son las medidas y la curva verde es lo que la teoría prevé con aquellos parámetros que a este punto pueden ser fijados. Y aquí sobre esto Reno los conducirá luego.

Yo concluyo con una frase de Max Planck, al que es dedicado nuestro satélite, que ha sido uno de los más grandes físicos de la historia y también ha sido uno que ha sabido describir de modo adecuado, minucioso, según yo, la experiencia del investigar, el trabajo de la investigación. Así él describe de algún modo la posición del científico, de la persona que quiere indagar la realidad: “Quien ha alcanzado el estado de no asombrarse de nada, demuestra sencillamente de haber perdido el arte del razonar y del reflexionar”. Gracias.

LETIZIA BARDAZZI:

¿Profesor Mandolesi, qué hemos aprendido de estos mapas? ¿Cuáles son las confirmaciones a la cosmología clásica, y cuáles los nuevos indicios, las nuevas pistas para la investigación que nos espera en el futuro?

NAZZARENO MANDOLESI:

¡Gracias ante todo a los organizadores por el honor y el privilegio que me han ofrecido invitándome a este Meeting, que he siempre admirado, estimado y siempre me ha maravillado por la cantidad de jóvenes y por el entusiasmo que todos tienen en organizarlo, en observar lo que hay. Gracias, gracias ¡por el aplauso de estímulo! Antes de afrontar el problema de cuánto importante es hoy la cosmología moderna, quiero hacer notar que la cosmología ha empezado a convertirse en ciencia en 1929, como contaba Marco, con el descubrimiento de la expansión del universo, de las galaxias que se alejan la una de la otra, y antes de llegar a lo que nos dice el mapa de Planck y nos podrá decir, querría hacer una panorámica muy veloz de cuánto la creación, la naturaleza, la belleza de la naturaleza nos hace ver.

Esta panorámica la hago con un comentario que es el siguiente: Me pregunto y les pregunto: “¿esta perfección de la naturaleza puede ser fruto de la coincidencia?” Y continúo: “Flores, mariposas, animales, también los animales de la selva, que en su dimensión no dan tampoco miedo en esta foto, absolutamente. O estas tortuguitas, que quién sabe si vivirán, o estos pajaritos que arrullan, o en el mundo marino estas estrellas enormes, estrellas marinas, y en fin nuestra maravillosa Tierra, ¿no es todo esto maravilloso? ¿Quién de ustedes en una noche estrellada de verano, sobre todo de verano pero también de invierno, sobre la cima de una montaña lejos de la contaminación, o en medio al mar, como a mí a menudo me ocurre cuando atravieso el Adriático, no ha alzado la vista al cielo y no ha visto estas estrellas maravillosas que nos superan o no ha visto la vía Láctea? ¿No es esto maravilloso? Todo esto según yo no puede ser fruto se la coincidencia.

Y vamos a la bóveda celeste: Marco les ha hecho ver aquella imagen en dos dimensiones: la bóveda celeste circunda la Tierra, y tal como la bóveda celeste puede ser representada en dos dimensiones en un mapa de este tipo, de la misma manera el mapa de la región de fondo cósmico puede ser representado en dos dimensiones. Querría hacerles notar abajo, en la parte de abajo, cuanto ha visto el satélite de la NASA que nos ha precedido, que ha sido lanzado en 2000 y ha acabado el mismo año del lanzamiento del Planck. Ven abajo el detalle de una zona de cielo y ven que las mismas faltas de uniformidad de la región de fondo cósmico que vemos del mapa muestran una nitidez, un detalle que en los mapas anteriores no aparecía. Y esto es muy importante para los objetivos del conocimiento de nuestro universo. Ven cuánto Planck mejor que cualquier otro satélite que lo ha precedido ha sacado esta fotografía. ¿Y qué nos dice este mapa? ¿Qué informaciones nos da? Y la cosa que realmente yo creo maravillosa es que este mapa nos hace ver y nos dice cuál era el estado de la materia en el momento en que la primera luz del universo ha sido emitida, 380 mil años después del Big Bang, en la visión que tenemos hoy del universo. 380 mil años después del Big Bang, si los comparamos con la vida de un hombre, son cerca de una veintena de horas, quizás menos. Luego es como si viéramos a un niño nacido 20 horas después: conocemos nuestro universo, la fotografía de nuestro universo, sólo 20 horas (comparándolo a la vida de un hombre) después de su nacimiento.

Y de este mapa podemos derivar una serie de parámetros de lo que ha sucedido antes y de lo que podemos imaginarnos. Y la cosa que Marco ha hecho ver es que este mapa es analizado de manera estadística, con este (hablando en términos técnicos) espectro de potencia de la anisotropía. Término muy difícil, olvídenlo. Pero lo que querría hacerles notar es que los errores de los puntos de este mapa son prácticamente, inexistentes. Aquéllos no son errores instrumentales, aquéllos son errores de la naturaleza, se llaman varianza cósmica, y son debidos al hecho que nosotros podemos observar de esta galaxia un solo universo, tenemos una sola representación. Si pudiéramos ir a otra galaxia, tendríamos una representación diferente de aquella imagen, tendríamos un espectro diferente de aquella imagen. Y aquellos son errores naturales que son absolutamente no eliminables.

Como decía antes, aquel mapa representa aquel estado de la materia en el universo recién nacido, y en el universo recién nacido aquellas densidades, aquellos puntos donde la materia es más densa, representan las semillas de las estructuras que han colapsado por inestabilidades gravitatorias puesto que la gravedad es lo que domina el universo. Esta imagen, que es la anécdota que cuenta Newton cuando dijo que la fuerza que domina la tierra es la gravedad, representa precisamente lo que estoy diciendo. ¿Por cuanto concierne al mapa, qué nos dice? Nos dice precisamente que podemos de aquellas semillas de densidad de materia ver cómo se han originado todas las estructuras que vemos: las galaxias, las estrellas. Todas las galaxias se han formado, pero no podemos seguir todo punto por punto. Lo que podemos hacer es simular, con potentes calculadoras, qué sucede, y como ven la fuerza que domina es la gravitación, pero está también la presión de irradiación. Al final de esta simulación se ha formado de aquellas semillas un montón de galaxias. Lo que ven al centro es un montón de galaxias. Nosotros pertenecemos a la vía Láctea, la galaxia de 100 mil millones de estrellas y la cosa más bonita aún que puedo hacerles ver es un viaje que hace parte de una simulación. Lo que podemos hacer sólo son simulaciones, para ver si lo que observamos de alguna manera corresponde a lo que la teoría predice. Y veremos en esta secuencia un viaje a bordo de un fotón que procede de la luz. También podría ser un fotón de la región fósil. Es un viaje que nos hace espaciar alrededor de nosotros por siete-ocho mil millones de años luz. Éste es el universo que nosotros, a bordo del fotón, veríamos. ¿No es maravilloso? Y al final también llegamos aquí a un montón de galaxias, a filamentos, giramos alrededor. ¿Cuáles otras informaciones nos da Planck? Indudablemente es la fotografía más detallada, más precisa nunca antes hecha de la primera luz del universo. Nos dice cómo es distribuida la materia. ¿Y por qué la luz y la materia están tan unidas? Lo veremos después.

La cosa importante es que aquella primera luz del universo nos llega tal como era entonces, 380 mil años después del Big Bang, por la simple razón de que, por gran suerte y por grande maravilla (y yo no creo por casualidad), los fotones ya no han interaccionado con la materia como hicieron antes. Y por lo tanto el universo, expandiéndose como un gas, se ha solamente enfriado. Por lo tanto lo que vemos hoy es nada más que la primera luz del universo a 380 mil años, enfriada mil veces. Estaba a 3000° K en el momento en que ha sido emitida y ahora está a unos 3° K (1° K es igual a 1° C, 3° K son unos -270° C). ¿Qué más hay? Nos lo dice el mapa, que nos da un poco la visión del universo, la topología, la geometría del universo. Por primera vez un mapa dice que el universo es un universo que sigue la ley, es decir un universo plano. Que no quiere decir que es una hoja de papel. Quiere decir que las leyes de la geometría que utilizamos son leyes euclidianas: la suma de los ángulos de un triángulo es igual a 180°. Esto nos dice que el universo es plano. Mientras el mapa-azul deja un pequeño resquicio a algo de diferente, Planck nos confirma que el universo es plano, es un universo plano - ahora veremos cuál pudiera ser su fin, su hado -, pero también nos dice cuál es la composición de este universo, y también nos lo dice con gran detalle con respecto del mapa-azul. Como ven en estas dos fotos, en esta imagen a torta, sólo el 5% del universo es conocido. El resto es o materia oscura o energía oscura: dos cantidades, una más desconocida que la otra, tengo que decir. ¿Y qué es la materia oscura? No lo sabemos. La materia oscura tiene la misma composición química, hace parte de nuestra química, pero no es materia bariónica. Nosotros estamos hechos de bariones. Los bariones son por ejemplo los protones y los neutrones de un átomo. Los protones contienen tres quark, los neutrones lo mismo, y aquélla es materia bariónica. La materia oscura no interacciona con la luz y por lo tanto no logramos verla. Y éste es un hecho que nos da para pensar en el modelo de universo que seguimos.

Hay varios candidatos de materia oscura: hay lo que he delineado allí, aquello de la supersimetría, que dice que podría ser debida a partículas supersimétricas de las partículas bariónicas. Pero es una de las muchas teorías. ¿Cómo la vemos? La vemos por vía gravitatoria, porque distorsiona la luz. Es la que se llama lente gravitatoria y Planck por primera vez ha visto este efecto: el efecto de la distorsión de la luz debida a la materia. Es una verificación muy potente de la teoría de la relatividad de Einstein. Y éste es el mapa simulado, con el efecto de distorsión, que Planck por primera vez ha observado. Este efecto también podemos verlo en las galaxias individuales. Si quisiéramos observar la galaxia que es mencionada allí con el punto 1 sobre esta galaxia indicada en el punto 3, veremos que en medio a la galaxia que queremos observar hay un gran montón de galaxias, por lo tanto hay un gran campo gravitatorio. A este punto se forma lo que se llama efecto de lente: el espacio tiempo es distorsionado y la luz es obligada a seguir el recorrido del espacio-tiempo alterado.

Éste es un ejemplo, un cluster de galaxias que se llama Habel 2218 y el efecto lente que se puede observar es una mancha de la fuente que estamos observando o un despliegue suyo o hasta ambos. Acá vemos que aquellas estructuras lenticulares alrededor de la galaxia principal no son otra cosa que un despliegue de la galaxia principal, la que estamos observando. Por tanto, visto que he hablado de relatividad en una transparencia, les digo qué es la relatividad especial. Me disculpo por los expertos. La relatividad especial se basa en un asunto: vivimos en un universo a cuatro dimensiones, espacio-tiempo: el espacio no está en el tiempo, vivimos en el espacio-tiempo. Si me preguntan qué es el tiempo yo no lo sé. Les puedo contestar sólo que el tiempo es una de las cuatro dimensiones del universo. Consideren el espacio-tiempo como una única entidad que comporta efectos que conocemos por vía teórica y también no teórica como la contracción de la longitud y la dilatación de los tiempos. Por ejemplo, si aquí observo un evento contemporáneo, dos trenes que parten del mismo lugar a la misma hora, para un fotón que viaja a la velocidad de la luz eso no es verdadero. El fotón no ve aquellos dos eventos contemporáneos, porque viaja a la velocidad de la luz. Y por la relatividad especial luego salta fuera la fórmula mágica E=MC², que todos conocen.

Diez años después, Einstein se ha dado cuenta que la materia es capaz de ocupar el espacio-tiempo y el espacio-tiempo es capaz de hacer mover los fotones a lo largo de este recorrido distorsionado, como aparece en esta transparencia: ven que estoy observando una galaxia real, hay una gran masa que distorsiona el espacio tiempo y la observo en dirección equivocada. Energía oscura: ésta es aún más oscura que la materia oscura, constituye cerca del 70% de la densidad de nuestro universo. ¿Qué es? ¡No lo sé! Honestamente no lo sé. Una de las hipótesis, según las teorías cosmológicas estándares, es que sea una aceleración actual, observada en otras maneras también con supernovas, una aceleración de la expansión del universo. Saben, como les ha dicho Marco, que el universo se expande y Planck ha establecido una velocidad que es a unos 70 km al segundo para dos galaxias que se encuentran a 3,3 mil millones de años luz una de la otra. Primero el número mágico era 74, Planck ha establecido que es 70. También rehaciendo las cuentas sobre las supernovas, podría ser aquel el efecto que podría ser explicado de manera teórica de aquella constante que ha sido introducida por Einstein en la ecuación que de algún modo gobierna el universo, la constante cosmológica Lambda, que el propio Einstein ha definido su más gran error. En los tiempos de Einstein no existía el universo expandido, existía el universo estático.

LETIZIA BARDAZZI:

Ahora haré preguntas a nuestros huéspedes, a los cuales pido que respondan bastante velozmente. Profesor Mandolesi, el desarrollo del Planck, hemos visto, ha tardado veinte años, un montón de científicos implicados, más de mil personas: ¿cuál ha sido la motivación, cuál es hasta ahora la motivación que los ha impulsado a una empresa de este tipo?

NAZZARENO MANDOLESI:

La motivación siempre es la curiosidad, el ir adelante, el mirar hacia adelante. Y la anécdota que he contado ayer a algunos estudiantes con quienes he almorzado concierne a cómo ha nacido la idea del Planck. La idea del Planck ha nacido más o menos en 1984, cuando trabajaba con George Smoot, y en aquel entonces George dijo: “Mira, las anisotropías del fondo cósmico tienen que verse, tienen que verse absolutamente; sólo hace falta tener una misión espacial, hace falta solamente tener la justa sensibilidad para observarlas. Y él hizo la propuesta a la Nasa, que fue aceptada. En 1990 fue lanzado COBE, en 1992 vio estas anisotropías. Nosotros aquí en Europa tenemos la ESA, la ESA es muy precisa, el éxito del misil de la ESA es muy alto, casi el 100%, sin embargo gasta tiempo. Pero, como ven, lo hemos hecho mejor. Hemos empleado quizás veinte años más, pero hemos llegado.

LETIZIA BARDAZZI:

Perfecto, gracias. Y para ti Marco, cuáles han sido las motivaciones, cuáles son todavía.

MARCO BERSANELLI:

Añado una cosa un poco diferente, para completar. Existe la curiosidad, y ésta es fundamental, pero una cosa para mí muy importante es compartir, es decir la compañía de las personas con que se trabaja que contribuye mucho a la motivación de un trabajo. Se comparte esta pasión, esta curiosidad, pienso también por ejemplo al grupo con el cual trabajo en Milán, a los jóvenes, a los estudiantes, a los que te miran con una curiosidad aún más fresca que la tuya y por lo tanto te da nueva perspectiva. En un tiempo tan largo esto es decisivo. También ustedes acá en el Meeting, por cuanto me concierne, su espera, expectativa es fundamental, porque cuando uno parte para una exploración, es explorador, yo creo que siempre tenga en el corazón el deseo de volver y contar lo que ha visto. Hace parte de la motivación, del gusto de este trabajo.

LETIZIA BARDAZZI:

¿Quién sabe cuántas cosas han sucedido en estos años, en esta aventura, recuerdan una que los ha particularmente conmovido, emocionado?

NAZZARENO MANDOLESI:

Para mí ha sido ciertamente el momento en el que Planck ha sido lanzado. Ha sido realmente una emoción fuerte, quizás segunda solamente al nacimiento de mi hijo, no sé si saben que el cohete Arianna con el cual Planck ha sido lanzado tiene un motor tradicional, que es encendido y en diez segundos debe ser apagado, después de aquellos diez segundos se encienden los cohetes que van a líquido propulsor y ya no es posible volver atrás. He aquí, aquellos han sido los 10 segundos más emocionantes de mi vida.

LETIZIA BARDAZZI:

Y para ti Marco, además de este momento, indudablemente…

MARCO BERSANELLI:

Además de éste, naturalmente, otro momento increíble, ha sido alguna semana después del lanzamiento, cuando Planck ha perdido temperatura, por lo tanto ha alcanzado aquellos valores de temperatura así extremos, bajos, que han visto antes, y, como han visto antes, en aquel punto “spinna”, es decir rota sobre sí mismo, pero sólo si los instrumentos funcionan, si todo ha quedado bien, porque no es dicho que la delicada electrónica, los instrumentos hayan sobrevivido a las vibraciones del lanzamiento. Hay un primer momento en que Planck abre los ojos, ¿de acuerdo? Se enciende el instrumento, y si funciona, él “spinna” de este modo, una vez al minuto. Lo que nosotros nos esperamos de ver es que haya una señal ligeramente modulada, es decir que precisamente haga una correlación con su rotación. Nosotros sabemos que el fondo de microondas tiene esta asimetría global, debida al hecho que nuestra Tierra se mueve en cierta dirección en el universo local pero lo que importa es que en aquel momento es como si hubiera llegado por primera vez. Cuando hemos visto los datos que efectivamente daban esta modulación, son como el primer grito del niño que ha nacido y eso, también eso es bastante importante.

LETIZIA BARDAZZI:

Y ahora la pregunta obligada: ¿cuál es el momento de mayor estrés, cuál es el momento en que han dicho “ahora corremos el riesgo que el proyecto fracase y perdemos todo”?

NAZZARENO MANDOLESI:

Aquel lo recuerdo mucho, y muy bien. Me acuerdo quizás precisamente también el día: era el 28 de julio de 2009. Planck ya había llegado a destino, a un millón y medio de km de la tierra y se estaban haciendo todas las pruebas de validación de los varios sistemas, subsistemas, de los receptores y todo funcionaba perfectamente. Por tanto en aquel momento todos habíamos decidido tomarnos un período de vacaciones. También yo. Dije a mi mujer: ¿por qué este año no vamos a Croacia, no atravesamos el mar, y navegamos a lo largo de la costa? En cambio, apenas partido, había llegado a Cesenático, me llegó una llamada del centro operativo de las misiones de la ESA, que se encuentra a Darmstadt cerca de Fráncfort, y me dijeron: “El enfriador, el cooler, a 4 kelvin, que es un elemento fundamental de toda la cadena criogénica del Planck, ha dejado solo de funcionar. ¿Qué hacemos?”. Bien, comencemos a contactar a todos. Nadie se podía contactar, Marco creo que estuviera en la cima de alguna montaña, mi colega francés también estaba lejos, en el Caribe, todas las otras personas que podían tomar decisiones no estaban. El único era yo. Realmente aquello fue el fin de mis vacaciones. A aquel punto empecé contactar a todos los ingenieros, todas las industrias etc. y decidimos que la única cosa por hacer era esperar un día y encenderlo de nuevo. Fue encendido, desde entonces ya no se ha apagado.

LETIZIA BARDAZZI:

¿Y para ti?

MARCO BERSANELLI:

Yo me acuerdo una escena, esta vez un poco antes de la que ha contado Reno, no me acuerdo el día, pero me acuerdo muy bien el drama que he vivido. Estábamos en Milán, en la ex Laben, donde habíamos hecho las pruebas criogénicas al instrumento. En práctica el instrumento fue completado, había sido calibrado, todo había ido bien, por fin había sido llevado a baja temperatura, todo había funcionado. La última prueba, la última formalidad era una prueba a temperatura ambiente, en la cual simplemente se encendía toda la instrumentación, después se cerraba, se embalaba, y se mandaba para la integración con el satélite, para ser luego lanzado. Tres días después tenía que ocurrir esta integración y ya no había más espacio, por lo tanto debía andar bien, era una formalidad. Bien, encendemos los instrumentos, de 22 canales, 12 no daban señales de vida y les juro en aquel entonces me he un poco como paralizado, mentalmente, es decir ya no lograba entender cómo ir adelante y me acuerdo que ha sido fundamental que algunos, además entre los más jóvenes del grupo, en cambio se hayan echado con buen empeño a tratar de entender, a tratar de entender este problema, que luego ha sido entendido y gracias a Dios era una cosa realmente banal, pero no fácil de captar en su origen. Luego hemos solucionado a tiempo este problema y desde entonces también allí, después del lanzamiento, de 22 canales 22 canales han funcionado perfectamente y aún ahora que estoy aquí hablando está vivo, y está dándonos, como han visto, buenos resultados.

LETIZIA BARDAZZI:

Una pregunta un poco más difícil. El objeto de esta investigación, el universo y su origen, toca un contenido fundamental, que por su naturaleza encuentra el tema de la totalidad, se encuentra con la pregunta religiosa. ¿Cómo es percibida hoy esta relación en ámbito científico, cuál es su experiencia y cómo consideran el nexo entre la investigación científica y la fe?

NAZZARENO MANDOLESI:

En el ambiente científico, Marco puede confirmarlo o menos, pero creo que lo confirma, este tema no es tratado. En el sentido que la fe y la ciencia pertenecen más al yo. ¿Cuál es mi opinión? Por cuanto me concierne he releído el primer verso del Génesis, el primer versículo del Génesis, que dice exactamente “En el principio Dios creó el mundo”, “el cielo y la tierra” más exactamente. Allí hay un problema de fe, quien cree, también cree en este primer verso del Génesis, quien no cree dice “todo lo que no es demostrable no es verdadero”. Ésta es mi percepción. Pero a nivel humano, entre personas que creen y personas que no creen no ha habido nunca, según mi experiencia y ya tengo mucha, confrontación abierta, el problema no ha sido tratado nunca, probablemente por un problema de privacy.

LETIZIA BARDAZZI:

¿Y tu punto de vista?

MARCO BERSANELLI:

Se ve cómo muchos de los más grandes científicos esta dinámica, esta pregunta, este nexo lo han vivido, lo viven intensamente. Planck por ejemplo, me he apuntado esta frase suya, decía: “Ciencia y fe no están en contraste, sino necesitan la una de la otra para complementarse en la mente de un hombre que piensa seriamente”. En mi experiencia puedo decir esto, que indudablemente mi trabajo científico aumenta el espesor y la perspectiva de la fe. La naturaleza, la creación, también Reno lo decía antes, son una señal del misterio. ¿Y en el fondo la ciencia qué es, si no capturar nuevas señales, es descubrir más cómo esto es verdadero? Hoy podemos gozar de bellezas que un tiempo no era posible gozar. Pensemos en lo que hemos relatado hoy. Y viceversa personalmente la fe es un aspecto que es decisivo para mí, también en el modo en que me motiva en mi trabajo, da gusto a mi trabajo. He leído la encíclica reciente, la Lumen fidei. Hay una frase que querría decir, que me parece muy interesante: “La fe despierta el sentido crítico, en cuanto impide a la investigación - habla justo de esto, del nexo de la fe con la ciencia - estar satisfecha en sus fórmulas y la ayuda a entender que la naturaleza es cada vez más grande”. He aquí, la fe es aquella perspectiva por la que no se conforma con una respuesta parcial. La fe siempre es una apertura hacia el más allá, es el coraje de la razón. Esto para mí es un aspecto realmente fascinante de este nexo que tengo la suerte de vivir junto a tantos amigos.

LETIZIA BARDAZZI:

Una última pregunta sobre qué piensan ustedes del futuro de la investigación espacial en Italia. Hemos visto que el proyecto Planck ha tenido un rol de liderazgo internacional gracias también al talento de muchos investigadores italianos que todos nos han envidiado. Sabemos que nuestro País se merecería mejores prospectivas que aquellas que parecen aflorar. He aquí, la pregunta para usted, Profesor: ¿como miembro del CdA de la Agencia Espacial Italiana, qué prevé para nuestro futuro?

NAZZARENO MANDOLESI:

Ante todo déjenme decir que la ciencia espacial en Italia siempre ha sido una de las puntas de excelencia de la investigación. Y eso está demostrado por el hecho de que el 10% de las publicaciones mundiales en este campo, en las ciencias del espacio, es hecho por autores italianos, con respecto a una media del 4 al 6% de las otras ciencias. Por tanto la ciencia espacial ciertamente - la astrofísica además hace parte de la ciencia espacial - ha desempeñado un rol muy importante para los jóvenes. A nivel europeo, la ciencia espacial está golpeando el mundo, Europa en particular y en particular Italia, porque es protegida por acuerdos internacionales. Luego es el presupuesto de la ESA o el CERN (Organización Europea para la investigación Nuclear) que hasta ahora no han sido tocados. El problema en cambio en Italia existe porque el ASI que financia las ciencias espaciales está de alguna manera en déficit de balance. Además recuerdo que Italia es el tercer contribuyente de los veinte Países del ESA más el Canadá y el tercer contribuyente después de Francia y Alemania, por tanto no poco. Además es un contribuyente que, justo por las reglas internacionales, por los acuerdos internacionales que han sido escritos por nuestros padres fundadores, retorna - lo que se llama el justo retorno -: lo que invertimos en ESA vuelve a nuestras industrias, a nuestras empresas, pequeñas, grandes, medianas, sobre todo grandes. Por lo tanto de alguna manera un retorno Italia lo tiene. Italia, si quieren el número se los digo, Italia contribuye por 400 millones al año al presupuesto del ESA. Por cuanto concierne al ASI, desafortunadamente el ASI está en déficit de balance y hemos escuchado ayer al Ministro que ciertamente no nos ha dado notas positivas por cuanto concierne a la financiación ni de la escuela ni de la investigación. Eso es muy grave, sobre todo pensando en nuestros jóvenes.

Ayer la Ministra lo ha dicho: una persona de dos, de edad inferior a los 35 años, no tiene trabajo y eso es dramático, realmente dramático. Hace falta hacer partir de nuevo la economía de este País, porque si no se hace partir la economía no se va adelante. Es verdad que se necesita la instrucción, la investigación y la innovación, éste es el triángulo virtuoso de la economía, pero si no hay eso, aquel flash inicial que hace partir de nuevo estos tres componentes, instrucción, investigación e innovación, no logramos vender nuestros productos manufactureros al extranjero. Debemos por tanto invertir siempre más en investigación. Por cuanto concierne al ASI, el ASI hace lo que puede, en el sentido que el ASI respalda las misiones científicas del ESA. Éstas son pagadas por el ESA por cuanto concierne a la parte total, lo que se llama en términos técnicos el Bus - ahora no querría ofender a nadie, en italiano la llamamos la carroza, ningún referencia a la Ministra, al Ministro de ayer. Luego el ESA financia el Bus, el impulso de todos los aspectos técnicos totales de integración y los Países miembros en cambio financian los instrumentos, los instrumentos a bordo, aquí se llaman cargo que paga como los pasajeros del Bus. Luego el ASI respalda todas las misiones del ESA, obviamente midiéndose en otras actividades, como por ejemplo aquel de la insolación de la tierra, donde Italia con el sistema Cosmus, un sistema a microondas en banda x, que es un radar a abertura sintética, es líder mundial, está adelante respecto también a los Estados Unidos de tres o cuatro años. Este tipo de observación de la tierra, que ha sido creado sea por motivos de seguridad que sobre todo para observar, para estar listos en caso de catástrofes como el terremoto que ha habido en L’ Aquila, funciona sea de noche que de día que en presencia de nubes. Luego a este punto, si el balance del ASI no viene de alguna manera reforzado, poco se podrá hacer en el campo del impulso de dar a la investigación y al invertir en los jóvenes.

LETIZIA BARDAZZI:

¿Marco, cuál es el futuro de nuestros estudiantes que desean seguir estudios en física y astrofísica?

MARCO BERSANELLI:

La cosa más importante es que lo deseen, es decir que este deseo, cuando uno lo advierte, lo tome en serio. La cosa más importante es confiar en la perspectiva, de una intuición, verificarla, con realismo, porque no hay situación difícil o negativa como aquella que hoy a lo mejor vivimos, que pueda impedir a un recurso humano expresarse. Puede estar en dificultad, pero al final este deseo es la cosa más preciosa. Hace falta un horizonte internacional para hacer estas cosas, por lo tanto es importante no sentir el límite de una situación local, porque el mundo es grande. Querría también decir que el sistema universitario de la escuela y la universidad italiana, hasta este momento, es excelente a nivel mundial. Nosotros exportamos algunos de los mejores investigadores al mundo, nos vienen a buscar los estudiantes, porque crecen personas capaces de hacer investigación hasta nivel de la universidad y el doctorado. Luego este horizonte internacional, como también pienso el encuentro de hoy haya demostrado, se puede vivir también desde Italia y por lo tanto tengan presente que Italia también necesita de ustedes, aquí, en Italia. No estoy diciendo que no vayan al extranjero, el punto anterior es el horizonte internacional, otro que provincial. Digo que nosotros no estamos fuera de esta posibilidad, incluso en las dificultades innegables que hay, que no son sin embargo insuperables. Última cosa que digo, y, aquí me uno a cuanto un poco ya ha dicho también Nazzareno: pidamos a nuestros gobernantes que tomen muy en serio esta cuestión de las posibilidades de formar investigadores hasta el final, no solamente invertir en calidades extraordinarias para luego dejarlas. Nosotros tenemos que mantener, más bien retomar, construir, una tradición de investigación en la física italiana. Si nosotros perdemos una generación, perdemos una historia, es una discontinuidad que sería muy grave. Luego yo creo que éste sea un mensaje que quizás podamos dejar después de este encuentro de hoy.

LETIZIA BARDAZZI:

Gracias de corazón por la riqueza que hemos recibido hoy por este diálogo, que nos ha conducido en esta mirada hacia el universo, para poder admirar la realidad en su totalidad, hasta esta profundidad. Gracias porque es impresionante darse cuenta de cómo nosotros, el más enigmático de todos los frutos del universo, dependemos justo de esta sinfonía cósmica que han descrito. Somos un punto infinitesimal de esta vastedad, sin embargo tenemos la capacidad de conocer la realidad, tenemos el don de poder admirar la realidad en su totalidad y nada nos es más extraño. Como decía Einstein: “La cosa más incomprensible del universo es que el universo sea comprensible”. Nosotros, esta correspondencia entre las cosas que hay y nuestro conocimiento, a veces las damos un poco por descontadas y en cambio es algo extraordinario, muy grande. Les agradezco de nuevo, les saludo y les invito a firmar la lista en defensa de los cristianos perseguidos. Gracias aún a nuestros huéspedes.

-
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License