Pero echar las cuentas es un arte espiritual
autor: Edward Nelson
Luigi Dell’Aglio (entrevisador)
fecha: 2010-08-17
fuente: Ma far di conto è un'arte spirituale
traducción: Carmína Vasquez

Son los primeros años Sesenta y a Edward Nelson, joven profesor a Princeton, donde sigue a los estudiantes apenas inscritos al Departamento de Matemáticas, se presenta una matrícula procedente de Ciencias de la Religión: "Quisiera pasar con ustedes”. "Y ¿por qué?", pregunta Nelson. "Porque los cursos de matemáticas son realmente difíciles. Provocan un enorme sufrimiento. Y el sufrimiento es un bien para mi alma". "Como motivo para estudiar mi disciplina me pareció extraño - cuenta hoy el científico -. Para procurarse el sufrimiento, aquel chico no necesitó los cursos de matemáticas; había muchos otros modos. Entonces le dije: "Tú querrías usar como un cilicio la ciencia de Euclides y Arquímedes. Debo propio desaconsejártelo. Quédate en el departamento de Religión, y estudia con compromiso. Si en cambio eligieras las matemáticas, sabes que esta disciplina también es alegría y espiritualidad" ". A los 78 años, Edward Nelson es uno de los "monstruos sagrados" del pensamiento científico más prestigioso del mundo (aquel de Princeton, donde ha enseñado por más de medio siglo) y el 24 de agosto será al Mitin de Rímini para hablar en el cuadro de la exhibición "De uno al infinito. Al corazón de las matemáticas."

Profesor, el confín entre "ars mathematica" y filosofía es cada vez más lábil. Las matemáticas se hacen preguntas muy parecidas a aquellas que de milenios inquietan al hombre y conciernen su origen y su futuro…
Quizás ésta es una idea un poco romántica de las matemáticas. El 99% de nuestro trabajo sólo tiene interés técnico. Pero hay excepciones como el descubrimiento (o la invención) de la geometría no-euclidiana, que tienen una profunda importancia para la filosofía y el humano conocimiento.

¿Cuáles son los "manantiales misteriosos" (como los ha llamado felizmente usted) de los cuales toma inspiración el matemático?
Una mañana estaba preparando una lección sobre los campos vectoriales (pues un tema muy abstracto) y, misteriosamente, he sentido como una huella de memoria muscular en los brazos. Me he dado cuenta que la fórmula abstracta describía justo el movimiento que uno hace cuando estaciona un coche.

¿Es verdad que descubrir nuevas propiedades o demostrar un nuevo teorema hace percibir al matemático aquella intensa emoción creativa que prueba al artista cuando siente de haber realizado una obra maestra?
Sí, generalmente es así. Y no es necesario haber realizado una "obra maestra"… Cuenta la belleza conceptual de la fórmula.

¿Pero cuál es hoy el papel de las matemáticas?
Su deber principal parece ser aquel de sustentar la ciencia y la tecnología. Pero hay otro, más cerca de su esencia. Los más grandes descubrimientos de las matemáticas en años recientes (han sido demostrados el último teorema de Fermat y la hipótesis de Poincaré) no tienen ninguna relación (al menos así parece, pero ¡no se sabe nunca !) con la ciencia o la tecnología. Y el público es fascinado por estos descubrimientos y comprende que el papel más importante de las matemáticas es espiritual."

¿Es verdad que el matemático no solicita financiaciones, y quiere sobre todo que la sociedad se informe de la función de las matemáticas en el progreso del conocimiento?
Desafortunadamente, no veo evidencia de esto. Nosotros estamos tan ávidos de dinero cuanto los otros seres humanos.

Las matemáticas es ya hoy la ciencia sin la cual las otras no podrían ni existir ni desarrollarse. ¿Es así?
Al Mitin de Rímini los visitadores podrán ver, entre los otros, un panel con la imagen del lanzamiento de un misil. Y la siguiente anotación: " Es solo gracias a las matemáticas que el hombre puede poner en órbita, en un punto preciso del espacio, los satélites artificiales."

Usted ha dicho que el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, como quiere, la Biblia, tiene siempre que intentar realizar algo bonito y profundo. ¿Es verdad que el matemático tiene sobre todo la tarea de pensar, es decir es “pagado para pensar”, especie en una cuna de la genialidad cuál es la universidad de Princeton?
El matemático es pagado para pensar y para enseñar. Quien enseña encuentra dificultad y recompensas bien diferentes de aquéllas de la búsqueda; al menos es así en los primeros años de los cursos universitarios. Una vez estaba corrigiendo, con un grupo de colegas, las tareas de análisis elemental. Los estudiantes hicieron un montón de errores. De la subconsciencia me vino fuera una exclamación: ¡son cuarenta años que les enseño a estos chicos, pero todavía no entienden! Luego me llega la carta de un estudiante: Siempre he odiado las matemáticas, pero este curso ha sido un placer". No se puede imaginar la alegría que este reconocimiento infunde.

¿Sobre qué versan ahora sus estudios?
Estoy intentando demostrar que la matemática contemporánea es” inconsistente."

¿Los estudios sobre los cuales ha trabajado más?
¿Existe, o no, una infinidad de números perfectos? (Los "números perfectos" son aquellos iguales a la suma de sus divisorios. Por ejemplo: 6=1+2+3. Cuando Dios me pregunte: " ¿Qué has hecho de la vida que te he dado?", le referiré sobre esta investigación mía.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License