Por qué se ha dicho que Dios había muerto
autor: Olivier Ray
Filósofo, Universitè Sorbonne, París
Stefano Alberto (moderador)
Docente de Introducción a la teología, Universidad Católica de Milán
fecha: 2010-01-19
fuente: Por qué se ha dicho que Dios había muerto
acontecimiento: Centro Cultural de Milán, Ciclo «El deseo y el hombre contemporáneo»
en la Aula magna de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, Milán (Italia)
traducción: a cargo de Kaire

Tenemos menos ganas de construir, de crecer, de buscar la felicidad. A este hecho tendríamos que atribuir la responsabilidad de las evidentes manifestaciones de fragilidad tanto personales como de masa, comportamientos y actitudes desorientadas, indiferentes, cínicos, pasivamente adaptativos, prisioneros de las influencias mediáticas, condenados al presente sin profundidad de memoria y de futuro. […] Hace falta desconfiar de una religión dogmática, una religión que olvida el corazón y la libertad para afirmar cierto cuadro dogmático. Al mismo tiempo hace falta desconfiar de un corazón dejado a sí mismo, una libertad dejada a sí misma sin que haya nada que pueda guiarla. Es el sentido de lo que decía Chesterton cuando hablaba de las “viejas virtudes cristianas enloquecidas”, perdido el cuadro que les daba orientación. El corazón para expresarse justamente tiene necesidad de cierto cuadro y la libertad para ir hacia la verdad también ella necesita de un cierto número de guías que no están allá para obligarla, para vincularla, sino están allá para ayudarla a no extraviarse. Los dogmas, una vez más, no son cosas que recibir como cuadros que encarcelan el pensamiento, sino al revés son cuadros que le permiten elevarse. Si nosotros ya no tuviéramos el esqueleto, por ejemplo, entonces ya no seríamos flexibles en nuestros movimientos, no podríamos hacer ningún movimiento, seríamos un montón de “algo”. La libertad dejada a sí misma, el corazón dejado a sí mismo, es la misma cosa, necesita un esqueleto sobre el que apoyarse para poder ir adelante.

enlace: Cmc.Milano.it
Por qué se ha dicho que Dios había muerto
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License