Una acreditada confirmación
autor: Luigi Negri
fecha: 2004-09-01
fuente: Un'autorevole conferma

El volumen La inquisición, que recoge los actos del congreso internacional que se realizó en Vaticano en el 1988, es un instrumento de gran relieve cultural.
Una vasta y compleja trama de búsquedas han dado confirmación a una lectura, por fin rigurosa, de las cuestiones puestas a la conciencia y a la historia humana de los hechos de la Inquisición.
Una serie de estudios apreciables desmitifican de manera total aquella leyenda "negra" de la Inquisición, que caracteriza todavía mucha cultura laicista y radical.
La adquisición de documentos, también de reciente publicación, permite un cuadro por fin realista de este hecho.

Hace unos años en un volumen mío escribí a propósito de la Inquisición: "… para concluir creo que se trate de una serie de episodios ciertamente dolorosos que han provocado dramas personales no indiferentes, pero reconduciéndolos en sus proporciones reales podemos decir con Moulin que la Iglesia - por cuanto concierne la inquisición medieval - ha aceptado intervenir de manera excepcional bajo el empujón de desafíos de carácter social muy precisos, tratando de insertar estas intervenciones en una estructura jurídica lo más posible positiva respecto a los que fueron implicados. La conciencia civil de los siglos XII y XIII fue ciertamente una conciencia civil diferente de la nuestra, y nuestra sociedad ya no piensa en defenderse con la pena de muerte, al menos formalmente. Por cuanto concierne luego la inquisición romana, no tengo ninguna dificultad en remachar cuanto ya he afirmado, es decir que se trató de una institución avanzada si comparada con cualquier otro proceso de carácter penal existente en el mundo civil de entonces. Sea la inquisición romana que aquella medieval tenían en la Iglesia un manantial de influjo positivo, de influjo caritativo: no era sencillamente una cuestión de justicia, también era una cuestión de caridad, no existe ningún acontecimiento de carácter eclesial que pueda ser también considerado en sus reflejos políticos y sociales como un hecho eminentemente de justicia. En moverse hacia el hereje la Iglesia no es solamente una institución que tiene que defender la ortodoxia, es una realidad que tiene que contribuir a defender la sociedad, la inquisición no es sólo responsabilidad de la Iglesia, como ha dicho Moulin, sino es simultáneamente responsabilidad de la Iglesia y de la autoridad social y no se mueve prescindiendo de la caridad hacia el individuo", Controstoria, San Paolo, Milán, 2000, p. 42.

Este volumen me parece una ulterior, límpida, acreditada confirmación.
Un sola pena: este libro es evidentemente sólo para los entendidos; pero la batalla no implica solamente a los entendidos: en los ambientes de la vida social la inquisición es un rabioso elemento de polémica anticatólica, con muy poca documentación y muchísimo livor.
¿Es demasiado esperar que de estos materiales alguien traiga un instrumento elemental y útil a la batalla de cada día?

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License